Voces móviles

 

¿Qué pasa si mezclamos teléfonos móviles, con una plataforma web de código abierto y la vida de los inmigrantes mexicanos en California? La respuesta se llama Voz Mob (Voces Moviles), una iniciativa de empoderamiento ciudadano que combina periodismo ciudadano, activismo y storytelling (narraciones de historias) de la comunidad de inmigrantes de dicho Estado.

VozMob, según la propia iniciativa, “es una plataforma para que trabajadores y trabajadoras inmigrantes y/o de bajos recursos puedan crear historias sobre sus vidas y comunidades directamente desde sus teléfonos celulares”. Vozmob, desarrollado con el gestor Drupal, se apropia de la tecnología para crear comunidades. Para reforzar las ya existentes. Y para exigir derechos cuando sea necesario. Cualquier persona puede crear una acción concreta y movilizar a la comunidad de Voz Mob. La plataforma, que tiene corresponsales en diferentes regiones, pone a disposición herramientas multimedia y foros de debate.

Vozmob nació como una colaboración entre la Escuela Annenberg de Comunicacion y Periodismo de la Universidad del Sur de California (ASC&J) y el Instituto de Educación Popular del Sur de California (IDEPSCA). Ahora, teniendo el código de la plataforma abierto y disponible, puede ser de cualquiera.

Mi web: bernardogutierrez.es Fundador de la red futuramedia.net En Twitter soy @bernardosampa

 

 

Botón rojo para regalos inteligentes


Imagina que cada vez que sientes una necesidad absurda de comprar un pantalón o un nuevo coche tienes un mecanismo sencillo que elimina el deseo. Imagínate un botoncito rojo en el teléfono móvil que puedes apretar cuando el consumismo facilón se apodera de ti. Un botón que cada vez que lo aprietas te comunica que has ahorrado, digamos 5 euros. Tan sencillo y extravagante mecanismo ya existe. Se llama Impulse saver. Y arrasa en nuestras antípodas físico-metafóricas, Nueva Zelanda. Lo curioso es que fue un banco, el Westpac, quien encargó a la agencia Colenso BBdo este inventillo de No Consumo. La campaña tenía un eslogan claro: Nueva Zelanda tiene un problema. Gastamos demasiado. 16,1 millones de dólares en consumismo impulsivo al día. ¿Para qué comprar cosas que no necesitamos con dinero que no tenemos? Parece lógico, ¿no? ¿Un juego de palos de golf para papá? No, botón rojo. ¿Nos casamos con un bodorrio de 16.500 euros (la media por boda en España? No, botón rojo (y abrimos una empresa).

Código Abierto, para estas tan entrañables fiestas, recomienda la estrategia del botón rojo. Aunque también, para los que regalan por verdadero placer, tenemos un plan B: que envuelvan los regalos con Infinit Loop, un proyecto que busca financiación en Goteo a través de crowd funding que mezcla inclusión social, sostenibilidad y tecnología (geolocalización). Con lo que ahorremos apretando el botón rojo de Impulse Saver en estos consumo-días recaudaríamos fácilmente los 6.000 que le faltan a Infinit Loop. Botón rojo para regalos inteligentes.