Prácticas tecnopoliticas, explosión emocional y conexiones globales en #OccupyHK

*Este texto se publicó en eldiario.es. Dejamos el título original.

Javier Toret y Bernardo Gutiérrez

“Díganle al mundo entero: este NO es una revolución de color, este es un movimiento de la gente de #HongKong para ganar la democracia que les pertenece”. El tweet lo lanzó la cuenta de Occupy Central with Love and Peace el 4 de octubre. Los manifestantes de Hong Kong desvinculaban el proceso de #OccupyHongKong – en la que convergen hashtags como #occupycentral, #occupyHK o #UmbrellaMovement – de las denominadas revoluciones de color que sacudieron países como Ucrania (revolución naranja, 2004) o Georgia (revolución rosa, 2003) con intervención estadounidense.

Un tweet de la cuenta de la Federación de Estudiantes de Hong Kong, el contrapunto a Occupy Central with Love and Peace, es más significativo todavía: “No necesitamos héroes. Nosotros determinanmos nuestro próprio destino. #occupyhk #umbrellamovement”.

La mayoría de las teorías sobre el ecosistema de #OccupyHongKong se centran en el movimiento más visible y mediático, Occupy Central With Love and Peace. Y explican la eclosión de las revueltas de Hong Kong de forma lineal y unicausal. Las dicotomías oriente vs occidente o dictadura vs libertad son algunas algunas de las más usadas. Lee Edwards, en ¿Será Hong Kong escenario de la próxima Plaza Tiananmen? coloca el deseo de libertad en el epicentro de su explicación. El completo Black Versus Yellow introduce la teoría del antagonismo de clases como piedra angular de las revueltas y del nacimiento del Umbrella Movement.

El ecosistema de #OccupyHongKong, a pesar del reduccionismo de la prensa occidental, activó un proceso infinitamente más complejo. La toma del espacio urbano y el uso masivo de herramientas digitales han generado en Hong Kong nuevos imaginarios, tácticas medio activistas y poderosisimos mecanismos de empoderamiento y pertenencia. Un proceso que excede las definiciones de digital y analógico, que crea un espacio híbrido y glocal en el que se enreda una multitud conectada transnacionalmente. #OccupyHongKong es todo un acontecimiento aumentado con múltiples capas comunicativas. Y con una emocionalidad y viralidad inusitadas en los últimos tiempos del continente asiático.

La petición concreta de democracia de #OccupyHongKong conecta de lleno con el lema democracia real ya, surgido en el 15M español. Sin embargo, dicho punto podría alejar a Hong Kong del #DirenGezi turco o de las revueltas del Passe Livre de Brasil. Pero, ¿en qué se asemeja #OccupyHongKong de otras revueltas en red? ¿Qué elementos en comunes tienen el #15M espanol, Occupy Wall Street o el #YoSoy132 de México con la gestación y explosión de #OccupyHK?

La memoria de #OccupyCentral

El antecedente de las revueltas en red de Hong Kong habría que buscarlo en el primer #OccupyCentral, que nació tras la convocatoria de día de acción global del 15 de octubre (#15O), en 2011. El #15O comenzaba en Hong Kong una de las acampadas más duraderas de la ola Occupy (duró hasta el otoño de 2012). Violeta Camarasa, profesora de un seminario sobre redes sociales en Hong Kong hace tres años, asegura que aquella acampada en frente del banco HSBC era la “de los activistas de siempre y los politicos oficiales pro democracia”. Su petición: sufragio universal para 2017. El incipiente movimiento creó una web occupycentralhk.com (ya off line), ahora oclphkenglish.wordpress.com, que les conectaba al imaginario global de las acampadas de Occupy. Después del desalojo de la acampada, se creó Occupy Central with Peace and Love. La definición de su perfil en Twitter da un paso hacia la desobediencia civil: “OCLP es un movimiento no violento de acción directa que demanda un Gobierno verdaderamente democratico en Hong Kong”. Occupy Central es una amalgama de grupos, también de estudiantes, creado por Beni Lai (profesor de la universidad de Hong Kong) y por más políticos de la vieja generación pro-democracia.

Sin embargo, hubo varios factores que confluyeron en la calle y detonaron la última oleada de protestas. En primer lugar, el lunes 22 de septiembre, los estudiantes universitarios habían declarado una huelga a las clases y comenzaron a manifestarse en Admiralty, sede del Gobierno de Hong Kong. La Hong Kong Federation of Students (importante su perfil en Facebook) fue un actor central. Aunque fueron los estudiantes de secundaria, empujados por el colectivo 學民思潮Scholarism y la figura carismática de Joshua Wong los que catapultaron las revueltas. El viernes 26 estos últimos se unieron con voz fuerza propia a las protestas, siendo especialmente críticos con Occupy Central. De hecho, lanzaron el hashtag #OccupyHK para acabar con el control de #OccupyCentral de Occupy Central with Peace and Love.

El sábado 27 se registraron las primeras cargas policiales con gas pimienta. Y ese primer conflicto cuerpo a cuerpo, con una comunicacion ciudadana en tiempo real, desató una oleada de solidaridad que abarrotó las calles el domingo, día de gran explosión del movimiento. Casi nadie esperaba una violencia policial de esa naturaleza, menos aún contra estudiantes de edades entre 15 y 25 años en su gran mayoría. Los estudiantes marcaron el ritmo de la protesta. Occupy Central quería retrasar la ocupación hasta el día 1 de octubre. Pero no tuvieron más remedio que apoyar a los estudiantes. ¿Cómo se desencadenó la explosión del que rápidamente se auto proclamó #UmbrellaMovement y dinamitó el ritmo de las protestas programadas por Occupy Central?

Umbrella Movement, viralidad emocional y desborde creativo

Captura de pantalla 2014-09-29 a la(s) 19.22.49

El empoderamiento de la multitud conectada de #OccupyHK tiene un patrón claramente emocional. El elemento desencadenante de la explosión subjetiva fue la violencia policial del día 27 de septiembre. Mientras el Gobierno chino acusaba a los manifestantes de radicales y los medios de Hong Kong hablaban de “terrorismo”, una poderosa ola de subjetividades cocinaba su indignación en las redes sociales. En el estudio de Twitter Reverb, que contabiliza 1.3 millones de tweets en apenas dos días, se observa cómo el malestar dispara el volumen de tweets. El punto álgido fue el 28 de septiembre a las 11.30 PM (+ 8 GM), con un volumen de 739 tweets por minuto. “La rabia, el sentimiento de injusticia, cuando rociaron a la gente con gas pimienta sería equirable a los intentos de desalojo en los primeros dias en la Acamapada Sol”, explica Violeta Camarasa.

El fenómeno de una explosión comunicativa en reacción a la violencia policial se ha producido en la otras revueltas. Los estudios realizados por Numeroteca con el software PageOneX mostraron como el día de mayor represión en el Gezi Park de Estambul, el 31 de mayo de 2013, el volumen de tweets de disparó (800.000 en un día). El mismo software encuentra una secuencia similar en las revueltas de Brasil. Desde que la violencia policial se hizo visible gracias a las redes sociales (noche del 13 de junio de 2013), el volumen de tweets creció hasta niveles nunca vistos, alcanzando su pico el día 17, con cerca de un millón de tweets.

La explosión emocional rompe con la normalidad dominante y el miedo-ambiente. La explosión emocional en la era red puede transformar la indignación en empoderamiento. La explosión emocional se apoya en iconos, en símbolos, en remezclas. Durante las revueltas de Brasil, el vinagre utilizado en las protestas para protegerse del gas de la policía fue el símbolo colectivo. De hecho, hasta el 17 de junio se hablaba de la Revuelta del Vinagre. En las protestas turcas, la máscara de gás se convirtió en un icono emocional. El desprecio de los medios y del Gobierno, que denominaron chapullers (vándalos) a los manifestantes provocó un empoderamiento colectivo. Del pertenecimiento al imaginario común de los vándalos surgió la chapull.tv y el chapulling movement. Y cuando la CNN turca colocó documentales de pinguinos mientras ignoraba las protestas, el pingûino se convirtió en un icono activista. Los afectos y las intevenciones lúdicas neutralizan el gas pimienta de las fuerzas de la represión.

umbrellas

En Hong Kong, el símbolo de las revueltas, el paraguas, esta presente en las redes desde el dia 26 de septiembre. Los paraguas, habituales en HK contra la lluvia y el sol, se convirtieron en un escudo flexible para defenderse del gas. El paraguas como metáfora de la resistencia / resiliencia fue adoptado de forma masiva, explosiva a partir del día 27. Y en apenas dos dias, el paraguas era el icono subjetivo de la revuelta. El paraguas funcionó como herramienta emocional para conectar malestares y agregar personas a un imaginario común. Antes de que los medios comenzasen a hablar de la #UmbrellaRevolution (término rechazado por los estudiantes, que prefirieron hablar del #UmbrellaMovement), el trabajo creativo distribuido alrededor de los paraguas fue intenso. Desde La Libertad guiando al pueblo con un paraguas al remix del Keep Calm and Bring an Umbrella, pasando por un sin fin de creaciones no reivindicadas por artistas individuales.

La creación común y el trabajo en red han sido la tónica en #OccupyHK. Los manifestantes han construido no solo un número importante de iniciativas de comunicación, sino tambien guías de recursos, como el repositorio colectivo de imágenes y vídeos Documenting Hong Kong ‘s protests o uno de música denominada Umbrellla Movement.

Espacio urbano interconectado y acontecimiento aumentado.

Las revueltas en red que sacuden el mundo desde finales del 2010 han convertido la toma estratégica de lugares claves en la ciudad en una de sus armas fundamentales. El espacio urbano pasa a ser una platafoma de participación política, un palco para la inteligencia colectiva. La micropolitica creativa de los cuerpos en la calle y la inteligencia en red transforman el espacio publico en un espacio híbrido (píxeles y asfalto) y glocal (el mundo entero puede participar). Las revueltas de Hong Kong, además, han tenido la efervescencia urbana de una sociedad hipetecnologizada. Lo que arrancó como una ocupación simbólica de un centro financiero, una replica del imaginario de Occupy Wall Street, se transformó en una ciudad plataforma, en un plato global y en un espacio interconectado entre sí y con el mundo.

La arquitectura efímera, las construcciones emergentes o las sorprendentes barricadas de bambú transforman el espacio urbano en algo más que en un campo de batalla. El espacio ocupado deviene en una ciudad temporal en la que el ensamblaje humano crea un laboratorio político de auto-organización. En How HK Occupiers Put the Civil in Civil Disobedience, el periodista independiente Tom Grundy hace un inventario de las prácticas de commoning en espacio urbano: puntos de atención médica, guarderías, recogida de basura, puntos de recogida de donaciones, grupos voluntarios de traducción, acampadas…

Las ocupación del espacio urbano en un lugar con una alta penetración de tecnología y el surgimiendo de los espacios hibridos generan, combinados con la fuerza del movimiento y la explosión emocional, una alta innovacion de procesos tecnopolíticos. Las imágenes de los manifestantes con sus teléfonos móviles en mano vinculan a Hong Kong con el imaginario de las protestas de los últimos años (30).

La innovación tecnopolítica

occupyhk

Mensajes enviados por usuarios de todo el mundo a occupy.hk

Las prácticas de apropiación de herramientas, identidades colectivas y dispositivos digitales por parte de los manifetantes de #OccupyHK han sido más innovadoras incluso que en otras revueltas. El uso de los canales de las redes digitales cotidianas, en el complejo contexto de Internet de Hong Kong y China, hadado pie a expresiones políticas de primer orden, Una innovación tecnopolítica mediada por la diversidad del ecosistema digital, la censura y el control. La inteligencia colectiva en las protesta de #OccupyHK se ha hecho visible gracias a nuevos dispositivos online, appss y técnicas de comunicación. Hacemos un repaso provisional de parte de las prácticas tecnopolíticas que se están dando en #OccupyHongKong.

Sistemas de votaciones online masivo. El 29 de Junio de 2014 los movimientos pro democracia organizaron un Referéndum Civil agrupados bajo el paraguas de OccupyCentral sobre tres propuestas encaminadas a conseguir el sufragio universal. Finalizó con 787.767 votos electrónicos, un 22% de la base de votantes registrados de Hong Kong. La mayoría de votos se recibieron a través de una aplicación de teléfono móvil o directamente en la web de #occupyCentral.

#ProyecciónGuerrilla. El auto proclamado #UmbrellaMovement, con el uso de una herramienta, proyectó sobre los edificios del centro de HK mensajes de apoyo recibidos de todo el mundo El espacio urbano creado por el movimiento se transforma en un acontecimiento aumentado que permite formas de participacion diferidas-remotas.

#‎FireChat. Es una aplicacion de Open Garden que crea canales de chat, que se conectan a redes que están próximas. No se necesita Internet, se hace a través wifip2p y enrutado de los bluetooth (que crea una zona urbana temporalmente interconecta.‬) Hubo 100.000 descargas en los primeros dias de la revuelta. Aunque no hay estudios consolidados sobre su uso, han surgido criticas sobre su seguridad y existen informes de que ha sido usado para mandar malware espía.

#Drones. El uso extensivo de #drones para cubrir las protestas ha sido un elemento clave para confirmar el imaginario de la multitud de #OccupyHK. Las imágenes aéreas de los drones refuerzan la independencia informativa y la imagen autónoma de Hong Kong frente a China. Las imágenes filmadas con drones fueron habituales en las revueltas del Gezi Park de Estambul. Dentro del ecosistema 15M, destaca el uso de drones en del proyecto Guerrilla Drone.

#Cartografías. El uso de herramientas cartográficas para activar la inteligencia colectiva y al auto – organización ha sido muy intenso durante #OccupyHK. De mapas colectivos en Google Maps a vídeo-mapas más sofisticados. La conexión de estas prácticas de #OccupyHK que mezclan espacios digitales y el flujo de multitudes en tiempo real con otras protestas es clara. El mapa #Voces25S de España (usado durante el rodea el Congreso) o el Mapa Colaborativo #ProtestoBR de Brasil. Cartografías vivas, que no apenas representan la realidad sino que la modifican.

#OccupyHongKong es, en fin, la primera revuelta de ciclo iniciado en el 2010 de grandes dimensiones y formas similares que ha estallado en ‪‎Asia, dentro y fuera del gigante chino‬. Todavía es una incógnita si esto puede generar efecto ‪‎contagio‬ en Asia, como ya ocurrió en la Primavera Árabe, el 15M u Occupy. De momento, India ya es uno de los principales usuarios mundiales de FireChat.

Anuncios

#WikipraçaSP, reinventando el imaginario urbano de São Paulo

assembleia

Foto: Una de las asambleas de los miércoles del proyecto #WikipraçaSP – #Wikipraça Arouche, en el largo do Arouche de São Paulo.

*Texto publicado originalmente en el blog de Ecosistema Urbano.

Bernardo Gutiérrez

¿Cómo sería una plaza que funcionase como Wikipedia? ¿Cómo se leería un espacio urbano en el que cualquier persona pudiese agregar párrafos, objetos, como en una entrada de Wikipedia? ¿Cómo sería la gestión colectiva de su contenido? ¿Quién redactaría las normas? ¿Qué procesos activaría la inteligencia coletiva? Desde el nacimiento de Wikipedia, el término wiki (que significa ‘rápido’ en lengua hawaiana) se ha convertido en sinónimo de colectivo, de colaborativo. La enciclopedia hecha por pocos es vertical. La wikipedia cocinada por muchos es inteligencia colectiva. Lo interesante es que en los últimos años, el imaginario wiki y su método participativo (siempre asimétrico y algo mitificado) está impregnando todo. De la economía a la cultura, de la ecología a la educación. Y aunque tal vez no se pueda hablar del wikiurbanismo como tendencia o método consolidado, sí existen diversas prácticas que unen lo wiki y lo urbano.

Uno de los primeros del wikiurbanismo casos fue el proyecto Wikiplaza, del colectivo español Hackitectura, del año 2006. Una estructura física de aroma ciberpunk, que ocupaba temporalmente el corazón de una plaza, era la metáfora de la conexión digital con los espacios físicos y del gobierno en red. Por otro lado, el proyecto WikiBrest (Francia) investiga sobre la reactivación colectiva de territorios usando una wiki digital (tipo de site colaborativo) y propiciando los encuentros físicos. La mismísima Wikipedia está incentivando el vínculo entre espacios urbanos concretos y los textos de su plataforma en su proyecto en Monmouth (País de Gales): un simple código QR facilita el puente territorio-internet desde cualquier celular con acceso a Internet. Lo wiki es más que un término, mucho más que una simple plataforma digital. Lo wiki es, ante todo, una actitud. Un imaginario, un deseo de hacer cosas de forma conjunta, de habitar el vacío con relaciones.

La tecnología ha evolucionado tanto en la última década que ya no es necesaria la cúpula futurista del primer sueño Wikiplaza. Las plazas están ocupadas por hilos de wikis, de blogs, por senderos inalámbricos que conectan ideas, deseos. Una foto de una plaza, compartida en cualquier red social, dialoga con usuarios de todo el mundo. Un hashtag conecta en tiempo real una calle de São Paulo con Bogotá o Moscú. La realidad es más híbrida que nunca: analógica y digital. Los píxeles se mezclan con los adoquines.

El proyecto WikipraçaSP – Wikipraça Arouche, que desde la red Futura Media desarrollamos con el Ayuntamiento de São Paulo en el centro de la urbe, camina en esta dirección. Tendrá una piel mestiza bits y átomos. Será aroma de ficus y efervescencia de chat digital al mismo tiempo. Wikipraça, más que levantar estructuras físicas o ideas acabadas, será un espacio para tejer relaciones, para construir colectivamente deseos. ¿Pero en qué consiste exactamente WikipraçaSP – Wikipraça Arouche? Me gusta definir el proyecto como un aplicativo (metafórico) que hace funcionar el territorio de una forma colaborativa. También me gusta pensar en la Wikipraça como una palanca que activa mecanismo colectivos. A su vez, me inspira definir la Wikipraça como un método: de escucha, de diálogo, de co-creación, de acción.

Importante apuntar, eso sí, que la Wikipraça es una definición abierta, en construcción. Y por eso puede ser muchas cosas. La Wikipraça es un dispositivo inacabado, completado por sus usuarios. La Wikipraça es un puente entre las diferentes comunidades del Arouche y São Paulo. Una nueva interfaz de política distribuída. Un espacio común para ser habitado de otra forma. Un nuevo paisaje sobre ese conjunto de relaciones y afectos que conforman la definición de territorio del bahiano Milton Santos. Será, a fin de cuentas, más página en blanco que poema definitivo.

Siendo más prosaico, redondeo mis deseos sobre la Wikipraça. Me quedo con dos posibilidades-horizontes. La primera es conseguir que la  WikipraçaSP – Wikipraça Arouche sea una nueva interfaz de diálogo político (lateral, creativo, transversal) con el Ayuntamiento. La segunda: que la Wiklipraça sea una palanca que active procesos colectivos e incentive la auto organización y las nuevas instituciones de lo común.

nuvempalavras3

Nube de palabras de las ideias colectivas para el Largo do Arouche

El método

Los cien primeros días del proyecto han modificado ya el código inicial de la Wikipraça. Cada territorio es único. No sirven las fórmulas predeterminadas y las soluciones cerradas. Menos en el Largo do Arouche, un espacio plural y heterogéneo donde se enreda la bohemia de São Paulo, los muchos públicos LGBT, los inmigrantes nordestinos y una nueva ola de jóvenes (free lances, creativos). A pesar de que el largo do Arouche es un oasis verde en el centro de la urbe, no está exento de problemas, conflictos y tensiones. Los diferentes públicos no dialogan demasiado entre sí. El espacio todavía está estigmatizado por algunos paulistanos. Además, el espacio Arouche es un territorio vivo, ya ocupado. Y rápidamente entendimos que no necesitaba una intervención clásica (ocupar el espacio público), sino una mediación.

Por eso, hemos activado muchos mecanismos de escucha del territorio rouche. La escucha la hemos cocinado con muchas conversaciones informales, encuentros y charlas. A su vez, lanzamos la serie de entrevistas Você e o Arouche (usted y el Arouche) con protagonistas del territorio (vendedores ambulantes, vecinos, comerciantes, paseantes, activistas LGBT…). Paralelamente, fuimos recopilando en una planilla digital todos los actores del territorio, subdivididos en categorías. El mecanismo de escucha y acción ha sido híbrido, analógico y digital. En Internet disponemos de diferentes canales. Facebook es el más importante: tenemos un grupo en Facebook, una conversación colectiva titulada WikiArouche, eventos para las principales acciones y un perfil WikipraçaSP (no fan page) que facilita la interacción. Contamos con perfil en Twitter, (para dialogar con personas relevantes y comunicar) y en Instagram (interacciones más emocionales). Una lista abierta de mail (en servidores independeintes y gestionada con software libre) es otro de los espacios de diálogo. El equipo de trabajo del proyecto se enreda también en un grupo de WhatsApp.

Trabajamos con un árbol de documentos compartidos en TitanPad.com, usamos GoogleDoc para planillas y Trello para organizar tareas. La mayoría son documentos abiertos a la participación de todos. Por ejemplo, para recopilar ideas, activamos un pad colectivo titulado Ideas de acciones e intervenciones. Comunicación-acción, trabajo en redes multi capas, plataformas transmedia. El territorio, sin duda, es una de las capas o plataformas más importantes.

En el territorio Arouche hemos desarrollado bastantes acciones. Talleres sobre memes y participación en redes sociales. O sobre construcción de mobiliario urbano reciclado con licencia copyleft. También hemos realizado algunos hang outs (debates digitales) proyectados en una pantalla en el largo do Arouche. En Corpos Políticos (micropolítica, feminismos y multitud) y Baderna Brasil (nuevos movimientos y tácticas de la protesta) participaron activistas de todo Brasil. Y el diálogo en tiempo real de diferentes actores y ciudades es un feliz vislumbre de espacio glocal (global y local) e híbrido (digital y analógico).

Sin embargo, creo que lo más destacable del proceso Wikipraça Arouche es que hemos conseguido que todos los miércoles haya una asamblea entre vecinos y frecuentadores del largo do Arouche. Son públicos que no acostumbran a dialogar entre sí. Y ahora, de forma tímida, están empezando a conversar. Uno de los objetivos de la asamblea es pensar en conjunto qué hacer durante el proyecto Wikipraça (acaba su primera fase en marzo) y qué hacemos colectivamente en el territorio. El pad digital con ideas para el Arouche se une al mecanismo colectivo en el territorio. Y la plaza y su conversación vuelven de nuevo a Internet, en el texto Escutando o Arouche, en el que visualizamos con nubes de palabras los deseos de la comunidad Wikipraça Arouche. Las nuevas narrativas son importantes. Por eso nos gustan las nubes de palabras. Y por eso realizamos una primera facilitación gráfica (ver foto) para entender las conversaciones que fluyen en el Arouche.

Destaco de nuevo esa doble cara de la Wikipraça. Una cara activa mecanimos colectivos, empodera e incentiva la auto organización. La otra cara busca un diálogo institucional no lineal. ¿Será que la nueva política pública debería activar, proteger y legitimar las autonomías urbanas, en lugar de intentar dirigir el proceso? Sospecho que las instituciones de lo común no surgirán dentro de las instituciones públicas. Nacerán (ya lo han hecho) en el laboratorio colectivo de las calles y las redes. Sin embargo, lo público debería apoyar, incentivar y proteger en todos los sentidos (principalmente con recursos) estas nuevas instituciones de lo común. Importante también marca la distancia con esa big society de los neoliberales británicos que pretende acabar con el Estado y que los ciudadanos resuelvan todos sus problemas entre sí.

massaoboa

Vítor Massao, haciendo facilitación gráfica del debate Autonomías Urbanas del proyecto

¿Hijos de las protestas de junio?

Las denominadas jornadas de junio de 2013, que exploraron en São Paulo, fueron un auténtico huracán en todo Brasil: manifestaciones masivas, ocupaciones de edificios, aulas públicas en plena calle, nuevas subjetividades políticas. “Nunca nada volverá a la normalidad”, lucía un cartel de junio de 2013. Y así fue. La irreverencia de junio se desdobló en múltiples iniciativas, proyectos, procesos. Junio cristalizó en una nueva realidad política de ciudananos conectados, tejiendo sociedad y relaciones lejos de los espacios habituales para ello. Para Jaques Ranciere una ficción política activa tres procesos simultáneamente: crea un nombre o personaje colectivo, produce nueva realidad e interrumpe la que hay. El imaginario de los vândalos, de los autoproclamados baderneiros (algo así como alborotadores), propició una nueva realidad. En São Paulo el triángulo coche-shopping-condominio se ha visto interrumpido por un deseo ferviente de calle, por otra participación urbana posible, por prototipos colectivos construidos y mejorados en tiempo real.

São Paulo, de hecho, vive una nueva normalidad que interrumpe una inercia capitalista e individualista fabricada artificialmente durante décadas. Del intento de gestión colectiva del Parque Augusta a la ocupación constante de A Batata Precisa de Você, São Paulo cambia de piel. Y el deseo urbano de junio, el anhelo de otra ciudad posible, parece haber calado incluso en las políticas municipales. Junio provocó el nacimiento de la Coordinación del Derecho a la Ciudad en la Secretaría de Derechos Humanos del Ayuntamiento de São Paulo, en una nueva era de Gobierno municipal, encabezado por Fernando Haddad, un verso suelto dentro  del Partido de los Trabajadores (PT). Y el huracán llamado junio aceleró sueños otrora imposibles: cientos de killómetros de ciclovías, experimentos como la Zona Verde (ocupación temporal de parking de la Zona Azul, denominadas parklets)… Y tres proyectos pilotos de ocupación urbana. WikipraçaSP – Wikipraça Arouche es uno de ellos.

De la plaza Tahir del Cairo a la Puerta del Sol de Madrid, del Zucotti Park de Nueva York, al Parque do Cocó de Fortaleza, del Gezi Park de Estambul al Largo da Batata. Las urbes del planeta siguen en pie. En pie contra el neoliberalismo urbanístico que castiga el verde y los encuentros humanos en el espacio público. Pero Las ciudades rebeldes de las que habla David Harvey no luchan apenas contra el “urbanismo parasitario”, no son antagonistas. No generan resistencias clásicas. Las ciudades rebeldes construyen, cocinan procesos imperfectos, semillas del nuevo mundo. Mientras el mercado intenta apropiarse del imaginario de las ciudades colaborativas con su urbanismo start up los ciudadanos reiventan sus resiliencias, mutaciones y adaptaciones. Reiventan, amando, su deseada ciudad invisible.

WikipraçaSP – Wikipraça Arouche también es una ficción política. Una ficción-realidad en la que caben muchas otras. La Wikipraça puede ser un personaje, una máscara colectiva. Puede generar una nueva realidad en la que serán los habitantes o frecuentadores del Largo do Arouche los que llenen el espacio de vida, de nuevas relaciones, de deseos o peticiones. Si la arquitectura clásica colocaría mobiliario urbano y respuestas en el espacio, Wikipraça está llegando con preguntas: ¿qué deseas para el Largo do Arouche? Llega con métodos flexibles, herramientas digitales y analógicas, con mecanismos para buscar respuestas de forma colectiva.

Y quizá por eso estamos intentando navegar en la pertenencia emocional al espacio Arouche. No nos interesa demasiado realizar un mapeo clásico para una institución. Estamos mapeando los actores locales, sí. Pero nos entusiasma mucho más la Cartografía Afectiva que hemos puesto en marcha para hacer un inventario de afectos, memorias y deseos del Arouche. El mapa no es el territorio, afirmaba Alfred Korzybski. Y nuestra cartografía no será un mapa. Y despedazará las coordenadas geográficas con contundencia poética. No tengo ninguna duda: en los próximos noventa días del proyecto habrá sorpresas, variables no previstas, nuevos senderos invisibles que aún flotan como posibilidades sobre el Arouche. Sin lo no planeado, no existirá la Wikipraça.

Al final del proyecto piloto, el aplicativo Wikipraça se habrá adaptado al Largo do Arouche de São Paulo. El método Wikipraça Arouche estará listo para ser usado. #Wikipraça Arouche podrá ser #WikipraçaSP y comenzar una nueva andadura por otras plazas, calles y parques de São Paulo. #WikipraçaSP también puede llegar a ser #Wikipraça y adaptarse a cualquier territorio del mundo. El proceso podrá ocurrir con nuestra mediación o sin ella. En unas semanas mejoraremos nuestro sitio wikipraca.org y lo transformaremos en un template libre Wikipraça – WikiSquare de la plataforma wordpress. Allá estará a disposición de todos y todas. Cualquier persona podrá adaptarlo a su propio territorio.

Bernardo Gutiérrez es periodista, escritor e investigador de redes. Es el fundador de la red Futura Media, basada en Sção Paulo, y coordinador del proyecto WikipraçaSP – Wikipraça Arouche.

 

Jérémie Zimmermann: “De la misma forma que hackeamos máquinas, podemos hackear los sistemas políticos”

Inicio de la entrevista que FLOK-El Buen Conocer realizó a Jérémie Zimmermann en Quito.

Entrevista publicada en eldiario.es

Cuando alguien le pregunta a Jérémie Zimmermann de dónde es, la respuesta es contundente: “Soy de Interne”. Si el interlocutor insiste en saber de qué país es, puede llegar a mostrarle un documento de  identidad la Transnational Republic,  el hogar libre y sin fronteras donde habita. Cuando habla, no suele presumir de haber sido uno de los principales protagonistas de la derrota de ACTA (Acuerdo Comercial Anti-Falsificación) en el Parlamento Europeo. Tampoco de ser la cabeza más visible de la influyente organización francesa La Quadrature do Net. Ni de ser amigo personal de Julian Assange, fundador de Wikileaks. Sus dos grandes obsesiones son la libertad de la red y la privadidad.

Jérémie Zimmerman se encuentra de periplo por América Latina. Transmite entusiasmo y admiración por todo lo que ocurre en el continente. Elogia la comida, la mezcla racial, la energía colectiva. Y el fuerte deseo de soberanía política de sus Gobiernos ante Estados Unidos. Y las críticas lanzadas por políticos latinoamericanos contra el espinonaje de la NSA, “que nadie en Europa hizo”.  Y la música: Jérémie compra compulsivamente cumbias bizarras y chicha peruana en el top manta de todas las ciudades. Y transforma los cds automáticamente en torrents descargables en el site datalove.net. Del top manta a la red. De su ordenador a las pistas de baile, vía intercambios peer-to-peer.

Jérémie pasa del tono más desenfadado a la seriedad absoluta cuando intenta explicar el momento crucial que el mundo vive. “Tenemos que decir, gracias, Mr. Snowden, porque ahora vemos con claridad la gravedad del espionaje masivo”. No es fácil entrevistarle. Su compromiso con la privacidad e internet libre es tan intenso, que puede llegar a ponerse tenso. Pasa también, eso sí, del discurso directo al baile informal de palabras. Este entrevista se llevó a cabo en Quito (en tres tandas) y terminó en São Paulo (Braisl), varias semanas y decenas de mails y correciones después. La entrevista es también fruto de varias semanas de convivencia y charlas informales, aunque apenas reproducimos las grabaciones oficiales. Jérémie editó la transcripción bruta de todos los trechos (algo poco habitual). Los mail con las correcciones fueron siempre encriptados.

En Quito, Jérémie participaba en el proyecto ecuatoriano FLOK – El Buen Conocer, que pretende colocar a Ecuador rumbo a la economía social del conocimiento basada en las licencias libres. Tras la entrevista, Jérémie viajó a Colombia y México. En estos momentos está en São Paulo, participando en el encuentro NetMundial.br, que pretende crear una nueva gobernanza de Internet. Y, sobre todo, se encuentra lanzando la campaña de presión global #OurNetMundial, por una internet libre y el fin de la vigilancia global. Todo un hack al evento oficial.

La primera parte de la entrevista a uno de los protagonistas del documental The Julian Assange Show: Cypherpunks tuvo lugar en el Mercado Iñaquito, en Quito. eldiario.es compartió el encuentro con el equipo de comunicación del proyecto FLOK-El Buen Conocer.

Transparencia versus privacidad. ¿Cómo explicarías las diferencias entre estos conceptos? Precisamente, los Gobiernos opacos suelen justificar su falta de transparencia con el derecho a tener privacidad…

En una sociedad democrática, los Gobiernos son públicos. Y los ciudadanos tienen derecho fundamental a la privacidad, a la intimidad de sus vidas. Hoy, el mundo ha cambiado, está patas arriba. Los Gobiernos actúan en secreto y no podemos acceder a lo que hacen. Al mismo tiempo usan este secretismo para el espinonaje global, para atacar nuestra privacidad con la ayuda de  compañías estadounidenses como Google, Facebook, Apple, Microsoft… Vivimos en un mundo en el que los ciudadanos se vuelven transparentes a los Gobiernos, cuando los Gobiernos se vuelven privados o privatizados, en lugar de ser públicos. Es una situación terrible que está profundamente en contra de los principios democráticos de nuestra sociedad. Nosotros, los ciudadanos tenemos que luchar para reestablecer el equilibrio. Las herramientas que tenemos para luchar son el libre software, las arquitecturas descentralizaddas y la criptografía punto a punto. Cuando estas tres coas están juntas, la tecnología nos hace más libres. Cuando no, la tecnología puede ser usada para controlarnos.

¿Qué le dirías a los Gobiernos que piensan que no tienen obligación a ser transparentes? 

En  una sociedad democrática los Gobiernos trabaja para las personas. Consecuentemente, la gente tiene el derecho a saber qué hacen, cómo lo hacen. Por eso necesitamos transparencia en todos los asuntos públicos, por defecto. Por supuesto, algunas acciones, como las de los servicios especiales, pueden justificarse como secretas. Pero eso no significa que no puedan ser controladas por las personas. El riesgo es exactament lo que vemos en Estados Unidos, donde tenemos instituciones como la NSA, que se torna un Estado dentro de un Estado, instituciones que se vuelven un cáncer, lejos de cualquier control democrático.

(La entrevista continúa por la noche, el mismo día, en el bar cinemateca Ocho y Medio, de Quito. Ambiente alternativo. Pósteres de cine. Un concierto retumba en el sótano. Cháchara ambiente).

Estas en América Latina, en Ecuador, después de varias luchas muy centradas en Europa (campaña contra ACTA) y  Estados Unidos (PIPA y SOPA). ¿Por qué estás en América Latina?

Por varias razones. La principal es que cada vez que pongo mis pies en este continente me enamoro . Me enamoré de Río de Janeiro, de Buenos Aires, de São Paulo, de su vida y su energía. Y porque las cosas, politicamente, van en una dirección muy interesante. Además, aquí la gente piensa que las cosas van a mejor. En Europa, la gente piensa que las cosas van a peor. Y sobre los temas que estoy trabajando, el compartir conocimiento, América Latina es el lugar donde las cosas están sucediendo. El Marco Civil en Brasil, Chile y la neutralidad de la red, el proyecto FLOK-El Buen Conocer en Ecuador… Brasil y su tradición del software libre en los últimos diez años… Por otro lado he estado seis años trabajando a tiempo completo en la organización La Quadrature del Net.  Empecé a sentirme mal físicamente, por hacer demasiadas cosas.

 Hoy por la mañana dijiste que Edward Snowden hizo más que todos los políticos

No sé si esas son mis palabras. Lo que yo diría es que Snowden hizo más que la mayoría de los periodistas, activistas, políticos y programadores para llamar la atención sobre la forma de interactuar con la tecnología y la forma en que interactuamos con los demás y con el poder. Estamos sólo en el principio. Las revelaciones de Snowden fueron una especie de alarma del despertador. Siguió sonando y todavía estamos en el proceso de despertar, pero no estamos entendimiento totalmente lo que pasa. Nuestros ojos están todavía pegajosos, y nuestra visión borrosa. Creo que tardaremos una gran cantidad de tiempo para llegar a entenderlo.

¿Qué pensaste cuando las revelaciones de Snowden llegaron a los medios de comunicación de masa?

Bueno, estábamos trabajando en esos temas hacía mucho. En La Quadrature du Red siempre estuvimos interesados en la arquitectura de la comunicación y la protección de datos personales, por muchas razones. Es la misma razón que tenía cuando era un niño y quería jugar con el ordenador y ver cómo funcionaba. Entonces descubrí la arquitectura de la máquina y encontré un código muy sencillo de interactuar con ella.  Después descubrí GNU / Linux … Y es lo mismo: se trata de aprender cómo funciona el ordenador y cómo controlarlo. Justo despuéss empecé a ser un activista y a estar preocupado por mi privacidad.

Esa es la esencia de un hacker

Las personas que se definen así mismos como hackers fueron  niños que estaban tratando de jugar con las máquinas y entenderlas. Si entiendes las máquinas, las controlas. Los fundadores de La Quadrature, Philippe Aigrain, Christope Espern, Gerald SedratiDinet, Benjamin Sonntag y yo, tenemos en común una visión: la importancia la tecnología en nuestra sociedad y la importancia de las interacciones entre individuos a través de máquinas. La cultura hacker es nuestro común denominador.

¿Cómo definirías la cultura hacker?

Es algo que siempre existió. La cultura hacker es tener la curiosidad de saber cómo funcionan las cosas. Estos grandes cerebros que tenemos en la parte superior de nuestro cuerpo nos hacen inventar cosas y nos hacen curiosos. No se puede inventar sin curiosidad. Cuando inventamos, buscamos algo que no existe. La cultura hacker es muy similar, si no es exactamente lo mismo, a la cultura científica. La ciencia busca cosas que no existen . Encuentras nuevas formas de poner cosas juntas. Pero el significado de hacker ha cambiado tras veinte años de Hollywood y de sensacionalismo en las noticias… “Internet, el supermercado de la droga” (risas ), “Internet , donde la gente muere” , “Internet, el lugar de la pedonazis “. O la imagen en las películas de un chico dieciseis años, con una masa de píxeles en la cara , diciendo: “¡ajá , hemos hackeado la NASA ! ” Y esa es la imagen que la gente tiene sobre los hackers .

La cultura hacker trata sobre la potencia que los seres humanos tienen sobre su creación. El poder que tienen educando a la máquina. De la misma forma que hackeamos máquinas, podemos hackear los sistemas políticos. A los hackers les gusta arreglar cosas.

manoalzadabuena

Fotografía: José Ramón Millán García

¿Cómo podemos llevar la cultura hacker, cómo se trabaja en el softeare y la cultura libre, a otros campos?

BitTorrent es más eficiente que Google, pues una forma descentralizada de distribuir la información siempre es la mejor. La información es una forma de poder. Y demasiado poder concentrado puede hacer que la red no funcione bien. Es mejor tener muchos nodos autónomos, que es el principio de Internet, la descentralización. Los hackers aman la descentralización y la arquitectura descentralizada, porque es eficiente. La centralización provoca una industria ineficiente y genera mayor concentración de poder.  Por otro lado, la concentración y la centralización del poder en las empresas es también un riesgo. El poder de Google, Facebook y Apple y las operadoras móviles mundiales, como MoviStar, está aumentando. Curioso que estas libertades son incumplidas por las empresas, no por las personas. Así que veo una alianza entre el poder industrial y la esfera política que restringen la libertad de expresión y la privacidad. Restringe indirectamente la libertad de circulación, la libertad de reunión, la libertad de información y ataca activamente la participación en el proceso democrático, en la cultura, en la vida económica y social. Hemos creado estos monstruos …. Google, Facebook, Apple … Se metieron en nuestras vidas, en nuestras identidades. ¡Y hemos dejado que esto suceda!

Pero no seamos tan pesimistas. Hay muchas cosas que suceden gracias al software libre, las licencias libres, el peer-to-peer….

Si, vemos el surgimiento de una forma alternativa de compromiso político , y la practicamos. Hemos derrotado a monstruos como ACTA, SOPA, PIPA . También creamos Wikileaks, Bit Torrent , Wikipedia, el software libre , uno de los objetos más complejos de la humanidad. Así que hemos creado no sólo estas nuevas formas de ejercer influencia política, sino nuevas formas de ejercer la libertad y de compartir conocimientos, nuevas formas de organizarnos. Y aquí nos encontramos, en un momento de la historia en el que estos dos caminos se unen y se estrellan. Y la pregunta es, ¿qué hacemos ahora?

¿Qué hacemos ahora, pues? ¿Queda esperanza?

No puedo decir que sea optimista o pesimista. Pero tenemos que hacer algo al respecto. Hablando de lo que nos define, de privacidad, de nuestra intimidad.  Hablo de cómo somos con otras personas cuando estamos desnudos. Es una de las tareas más importantes que tenemos que hacer, junto con la energética, ambiental, y tal vez, la financiera. La particularidad es que el objeto es el medio. La Internet que estamos defendiendo es la única infraestructura y herramienta que tenemos para resolver los problemas mundiales. Por lo que es un asunto mundial en sí mismo y un parámetro crucial para las otras cuestiones. Usamos Internet para, de alguna manera, la defensa de Internet. Pero Internet no es sólo un objeto, sino una proyección de nosotros mismos a través de la red. La forma en que nos definimos, la forma en que nos relacionamos con los demás.

También están creciendo las formas de almacenar datos de forma distribuida y el hardware abierto, como Arduino…

Por supuesto, no esperamos a las revelaciones Snowden para construir la tecnología que nos hace más libres. Tenemos un gran paquete de tecnología libre. Pero tenemos que inventar todavía mucho más. Así que por un lado tenemos los sistemas centralizados versus los descentralizados. Por el otro, tenemos softwares, sistemas o hardware que colocan a los usuarios en la ignorancia en comparación con el software libre que le da al usuario la capacidad de saber lo que está sucediendo. Y esa es una diferencia radical.

El tercer punto es la ilusión de la seguridad. Los usuarios no tienen que confiar en una empresa que está trabajando para la NSA, los usuarios sólo tienen que confiar en los demás usuarios. Y no es tan complicado. Pero todavía tenemos muchos usuarios que dicen: “Yo no sé nada de eso y yo no lo entiendo, porque no soy un ingeniero informático”. Así que la tecnofobia es parte de la estrategia de marketing de las empresas como Apple o Google, que nos hacen creer que son cómodas y fáciles de usar.  Y tratan de crear esa manera de ver las computadoras como fácil , agradable y cómodo versus complicado. Pero la verdad es que intentan controlarte, robarte y tratan de ocultar lo que está pasando con sus datos personales. Sólo hay que aprender a usar la tecnología libre, de la misma manera todo el mundo aprende a leer y escribir. Pensemos en control frente a la libertad, en lugar de uso fácil frente a demasiado complicado. Así que tenemos que hacer a todos conscientes de la importancia social de todo ello. Necesitamos los cambios sociales y políticos que haga esto más obvio.

Hablemos de la neutralidad de la red. Sólo está protegida en Chile, Holanda, Eslovenia y, puede ser Brasil (Marco Civil), si lo aprueba el Senado

Es curioso, porque la definición técnica de neutralidad de la red, la capacidad universal de acceder y producir contenido, es una garantía para los ciudadanos de no acaparación de la red. La garantía de que cualquier actor no será capaz de restringir la forma como podemos usar Internet. Es una especie de suelo democrático: nadie va a controlar las comunicaciones, no hay ninguna información más importante que otra. Así que los individuos conservan su autonomía individual y su soberanía. La neutralidad es una garantía de no privatitazación, que mantiene Internet como un bien común, como infraestructura universal y como manera de participación en la vida cultural, económica y política.

Quería hablar de la eclosión de Anonymous en estos últimos años . ¿Cómo entiendes Anonymous y la nueva ola de identidades colectivas que han nacido gracias a la privacidad? Además, quería saber tu opinión sobre el tipo de colaboración que se inició entre algunos grupos de Anonymous y Wikileaks …

Bueno, hay muchas preguntas en una. Primero de todo, Wikileaks existe desde 2006. Divulgaron mucha información significativa de muchas situaciones del mundo. Supongo que te refieres a que Anonymous apareció en los medios de comunicación durante la operación Pay Back, contra el el bloqueo bancario contra Wikileaks. Para mí , aún no hay vínculos claros entre ellos, pero sí es un forma de ponerlos juntos en un mismo movimiento en el que está el software libre y Wikipedia, open street map, la lucha contra las patentes,  las peleas contra ACTA, SOPA y PIPA , Bitorrent, el copyfight , la lucha de la cultura del remix y lo compartido… Todo es una lucha por el conocimiento libre.

Podemos hablar de la motivación de Anonymous, que es extremadamente interesante. El simbolismo de Anonymous es muy importante, que viene de una película y de un cómic y se convirtió en un elemento cultural. Así que Anonymous tiene que ver con la estética y los códigos transformados en herramienta política y colectiva. No podemos hablar de Anonymous como un conjunto. Surgió espontáneamente de 4chan, como una especie de una marca para la rebelión online. Las marcas están en todas partes , pero nadie sabe lo que su son. Lo interesante es que Anonymous es una especie de marca de la gente de la Internet, por lo que es un fenómeno cultural muy interesante

Estas grandes empresas que has definido como monstruos, como Facebook, están tratando de prohibir el derecho de ser anónimo. ¿Por qué tienen miedo del anonimato en Internet?

Creo que todavía estamos en el medio de la lucha contra el anonimato de los Gobiernos y las empresas. Los Gobiernos autoritarios ven el anonimato como una amenaza a su sistema. Al mismo tiempo, para Google y Facebook el anonimato es una pérdida de ingresos. Es un asunto muy importante, vamos a tener que luchar mucho durante los próximos años. El anonimato es una parte de nuestra vida privada, así como es parte de nuestra libertad de expresión. A lo largo de la historia, los textos que influyeron radicalmente en la sociedad, algunos de los textos fundadores de los EE.UU, eran textos anónimos, escritos bajo seudónimo. No somos economicamente libres y autónomos porque compremos cosas de forma anónima. Somos libres porque siendo anónimos podemos ir a una reunión de Alcohólicos Anónimos, a un club sexual o una reunión política. Sin el anonimato, cuando sabemos que somos vigilados, nuestro comportamiento cambia y practicamos la autocensura. Por lo tanto, nuestra libertad de asamblea, de movimiento, de discurso, son atacados cuando es atacado nuestro anonimato.

2014_02_27 FLOK_67

Fotografía: José Ramón Millán García

¿Cuál es la importancia de Wikileaks en este mundo complejo? 

Bueno, Wikileaks muestra al mundo…. Primero, que la información es poder. Y que esa concentración de la información es a menudo una concentración indebida de poder. En segundo lugar, que los leaks (filtraciones) tienen un impacto en el mundo. Hacer público lo que no es público es un acto de valentía, y el coraje es contagioso. Es un hecho que pueden tener un impacto global en la sociedad, en la política y en la relación con el poder. En tercer lugar, Wikileaks está mostrando que las personas tienen poder cuando filtran documentos para exponer injusticias o crímenes. Podemos hablar de Julian Assange y su personalidad, pero las personas más brillantes de la historia, los que cambiaron el mundo, tenía algo de rareza, una especie de gran ego u otros rasgos de su personalidad no entendidos por todos. Lo que importa es la gente que cambiar el mundo y empodera a otras personas. Lo que hace Wikileaks es abrir una caja pandara que, por definición, no se puede cerrar.

Ahora estas en Ecuador, el único país que se ofreció asilo a Julian Assange, que vive en la embajada ecuatoriana en Londres. ¿Cómo te sientes al respecto?

¿Así que realmente puedo decir que he estado antes en Ecuador,  he estado varias veces en la embajada de Londres? (dice un número de veces off the record). En realidad, mis anteriores visitas a Ecuador (embajada en Londres) no fueron tan agradables como esta. Bueno, los amigos de Assange pueden visitarlo. Tiene practicamente la comida que quiere y acceso a Internet. Pero por el resto, es como estar en una prisión. Así que durante más de veinte meses mi amigo está privado del aire fresco de la ciudad de Londres, y no ha puesto un pie en la acera, ni ver el horizonte. Como amigo, estoy triste con esa situación. Reino Unido debe dejar que se vaya, Suecia debería dejarlo ir. Es tan obvio que todo es un juego político fabricado desde arriba. Y las razones del caso ¡no hay ni siquiera caso! Algo que ni siquiera existe en otros países. No se le ha acusado de nada.

Los jueces suecos no quiern escucharlo dentro de la embajada, o de forma remota , que es lo que hacen a veces con personas acusadas de cosas mucho más graves. Así que si nos fijamos en los elementos, no hay ningún caso . Y eso es exactamente lo que concluyó el Gobierno de Ecuador, cuando el juez Baltasar Garzón se declaró a favor del asilo de Assange. Si pone los pies en Suecia, en los próximos días estará en los Estados Unidos. Y es probable que nunca más sepamos nada más de él. Así que estoy triste, porque cuando alguien apunta a la luna con el dedo, puede que muchos miren al dedo. Así que, estoy agradecido al gesto del Gobierno de Ecuador.  Estoy seguro de que esto le dio a Ecuador más atención que cualquier campaña. Y este gesto de independencia y coraje político de Ecuador es algo que no hemos visto en Europa, donde todos los países se callaron tras las revelaciones de nowden.

Mucha gente está exigiendo que Brasil conceda el asilo a Snowden y que Julian Assange viva en Ecuador. Al mismo tiempo, algunos Gobiernos de América Latina parecen estar interesados en las llamadas redes globales (Occupy Wall Street, 15M etc). ¿Se vislumbra algún tipo de alianza, no formal, entre Gobiernos latinoamericanos y la sociedad civil global?

Mi impresión es que la fuerte voluntad de independencia común a muchos países de América Latina es parte de lo que la hace tan especial. Puede que ya exista el potencial de una fuerte alianza política en toda América Latina para desarrollar políticas públicas, políticas industriales, para fomentar acciones concretas en favor del software libre, la arquitectura de red descentralizada y la criptografía punto a punto. Tenemos que construir fábricas que puedan hacer el hardware que en la actualidad sólo se hace en China. Ecuador o Brasil no pueden hacerlo solos. Pero si toda la región se centra en ese objetivo, entonces vamos a tener un impacto radical no sólo en la región , sino en el mundo entero. No sé lo que están pensando en la UE, en EE.UU o incluso la India, pero puede que sea el momento de una nueva alianza nacida en América Latina.

Volviendo a Ecuador . ¿Qué piensas acerca del proyecto FLOK (Free Libre Conocimiento Abierto ) – El Buen Conocer , un proyecto que tiene como objetivo cambiar la matriz productiva del país, desde las licencias libres?

Parece que es el proyecto más importante en el mundo alrededor del procomún. Es un intento de transformar un país entero en torno al conocimiento libre. No sólo pensar sobre ello, sino ponerlo en práctica. Ahora se está completando la investigación FLOK. Es la parte fácil . Será crucial involucrar a los ciudadanos ecuatorianos en la discusión, para crear un contexto político que haga inevitable para el Gobierno poner en práctica la legislación. Esa es la parte difícil : convertir la investigación en realidades políticas concretas y en políticas públicas viables que sirvan al interés general. ¿El Gobierno ecuatoriano será capaz de hacer esto, mientras resiste a la presión externa e industrial que empujará en la dirección contraria ? Vamos a ver… Pero si funciona, el FLOK podría convertirse en una fuente de inspiración para otros países de la región y para el mundo entero.

 (La entrevista continúa uno días después, en un apartamento de Quito. Varios hackers internacionales que trabajan para el Gobierno ecuatoriano trabajan en el salón, mientras charlamos en un rincón de la cocina sobre asuntos que se quedaron en el tintero).

mercadobuena

Fotografía: José Ramón Millán García

Me olvidé de preguntarle sobre el otro día sobre la guerra contra ACTA. La Quadrature du Net fue una de las organizaciones más activas. ¿Cómo fue la batalla?

Fue la batalla más grande que hemos tenido nunca. Pero no es nada comparado a las luchas que vienen. ACTA fue un período de cuatro años de tiempo, de 2008 a 2012. Y  una victoria aplastante. Empezamos editando una página wiki para saber de qué se trataba , basándonos en los primeros comunicados de prensa de los negociadores, algunos blogs y artículos …. Lo vimos venir, ACTA estaba en el aire, era lo que la industria del entretenimiento quería en su guerra contra lo compartido. Tener intermedarios en la red, compañías, se convirtió en policía pública. Lo que provoca terribles violaciones de la libertad de expresión y en la privacidad.  Hubo un leak en 2008 y sonó la alarma. Entendimos que había una forma de derrotar ACTA. Sería muy duro presionar apenas en las calles. Nos dimos cuenta de que el Parlamento tendría la oportunidad de votar sí o no a ACTA. Y ese fue nuestro objetivo, porque los parlamentarios europeos eran la única manera de detener ACTA.

Entonces, un ‘inside job’…

Empezamos la campaña para explicar a los parlamentarios europeos qué era ACTA. Al mismo tiempo comenzamos a construir un mensaje político, a dar sentido a este monstruo sin forma que teníamos frente a nosotros. Teníamos el nombre, pero teníamos que describirlo. Destilar un mensaje es algo que lleva mucho tiempo. Por un lado, el trabajo interno dentro del parlamento, por lotro lado, la narrativa. Lanzamos un vídeo de You Tube que fue de los más vistos de la histori. A  finales de 2010 habíamos lanzamos unos 50 comunicado de prensa sobre el ACTA. Hablamos con los periodistas dondequiera que había un debate en torno a los derechos de autor.

Y luego presionamos el botón rojo e Internet ardió. En un solo día, antes de la votación final, hubo protestas en más de doscientas ciudades de casi todos los estados miembros de la Unión Europea. Todo sin un partido político, sin un epicentro. Lloré como un bebé  Y entonces comenzó la presión parlamentaria, porque creamos todo un contexto político. Por supuesto que no lo hacen solos. Entendí que el ACTA estaba muerto cuando vi que las retrogamers estaban en la calle con nosotros.

¿Qué fue más importante, el trabajo interno en el parlamento o la narrativa ?

Ambas coas. Cuando se hace apenas una de ellas se corre el riesto de perder. Es una especie de ying y de yang, que se retroalimentan. El juego exterior es permitir la participación. El trabajo interno es ver quiénes son las mejores personas dentro de la máquina, en el interior del sistema, que nos ayuden a encontrar los fallos en el proceso. Lo que es importante de la victoria es que establecimos un precedente político que muestró a los ciudadanos de la calle e Internet que pueden decirle al Parlamento qué hacer.

¿Cómo el caso del Marco Civil de Brasil, que creció con la participación de la sociedad, hasta que se apoyó en el Congreso?

, es parecido al Marco Civil. Hemos demostrado que hemos ganado una batalla que todo el mundo pensaba que era imposible ganar. Y las batallas imposibles se pueden ganar. ACTA es sólo uno de las miles de votaciones del Parlamento europeo, y nadie se preocupa por ellas. El hecho de que hayamos ganado es importante. Es como en el software libre: proof of concept (prueba de concepto) y ejecutar código. Así es la esencia de Internet. Es el enjambre, como un arco iris, con una diversidad increíble.

Dijiste que fue una explosión de protestas que suceció sin un líder y un partido…

Era el objetivo de La Quadrature desde su nacimiento, permitir la participación , empoderar para la participación política, usar de Internet para proteger Internet.

Yo quería llegar a ese punto. De esos años de la lucha contra ACTA hemos visto cientos de revueltas en red, con un estilo diferente de los movimientos clásicos. Primavera Árabe, 15M en España, Occupy Wall Street…. 

, y al menos una lucha global, conta la vigilancia. Internet es la única manera de luchar y organizarse en una escala global, así que lo que tenemos que hacer es ejecutar y mejorar el código libre para trabajar desde lo descentralizado y encriptar de punta a punta. 

(Unas semanas después, en la ciudad brasileña de São Paulo, la entrevista llega a su fin. Jérémie está agitando una campaña para presionar al encuentro NetMundial a aprobar un documento  para distribuir la gobernanza de Internet y acabar con la vigilancia. Cientos de activistas de todo el mundo trabajan juntos en São Paulo. Wikileaks filtró el documento que la NetMundial pensaba proponer, muy lejos de los deseos de los activistas. Por eso, se lanzó un clon del site oficial en el dominio NetMundial.net, con una petición global Por el fin de la vigilancia global y por una Internet Libre. La última respuesta llega por mail encriptado, mientras Jérémie intenta “incendiar la red” desde un apartamento de São Paulo.

¿Cuál es la importancia del encuentro NetMundial en la lucha por una Internet libre?

Con su fuerte reacción a las revelaciones de Snowden, la presidente Dilma Roussef nos dio esperanza de que iba a tomar medidas concretas. Esperábamos que al convocar el foro NetMundial, iniciaría alguna otra alternativa al ineficiente proceso de Gobernanza de Internet, con su ilusión de un diálogo “multistakeholder” que no condujo a nada en los últimos quince años. Este proceso de “gobernanza de Internet”, a través del Foro de Gobierno Electrónico, es una farsa. Son decisiones unilaterales del Gobierno de los EE.UU,  la NSA, de China, de Google, de Facebook…. Están convirtiendo la tecnología en una herramienta de control y opresión. Por desgracia, mirando a la última versión del texto ” principios  de NetMundial, Dilma cede a la presión de los EE.UU, sin mencionar a la NSA, la vigilancia mundial y la cooperación activa del Silicon Valley, cede ante la Unión Europea. Toda mención a la neutralidad de la red fue eliminada en el último borrador.

Vamos a ver si hay algo útil sale de esta reunión, o si sólo será la mera continuación de la pasiva colaboración de los Gobiernos del mundo con las violaciones de los derechos humanos y los intentos de dañar a la Internet libre. Como reacción, los ciudadanos hemos creado Netmundial.net , un dominio próximo al netmundial.br oficial, que muestra el amateurismo de los organizadores. En el site hemos colocado una petición a los Gobiernos para que adopten medidas concretas para acabar con la vigilancia mundial y proteger una Internet libre. Cualquiera de los Gobiernos que nos escuchen, o toman una decisión o estarán atacando a la Internet libre.

#OurNetMundial, campaña global por una internet libre

Captura de pantalla 2014-04-20 a la(s) 18.54.39

El NetMundial.br, el evento que arranca el próximo día 22 en São Paulo para intentar encontrar un nuevo camino global contra la vigilancia y a favor de la Internet libre, ya tiene su clon: NetMundial.net. El encuentro oficial fue convocado por la presidenta de Brasil Dilma, Rousseff, tras las revelaciones de Edward Snowden. Pero a pesar de que existirá un espacio participativo, el #ArenaNetMundial, activistas de Brasil y de todo el mundo, desconfían del resultado del encuentro oficial #NetMundial. Para ello, se ha lanzado la campaña #OurNetMundial,  Por el fin de la vigilancia y por una Internet libre. El hashtag de Twitter echa humo (arriba un mapa de la comunidad usando la versión premium de Bluenod). Y en Oiga.me se recopilan firmas para presionar a los Gobiernos del mundo. A continuación, la carta completa.


Por el fin de la vigilancia global y por una Internet libre

Un mensaje a los gobiernos del mundo

Edward Snowden reveló la colaboración entre gobiernos del mundo entero y poderosas empresas del Silicon Valley para convertir la tecnología que usamos en nuestro día a dia en herramientas de control social, político y económico. Esa injustificable violación en masa de nuestra confianza y privacidad está afectando al potencial democrático de Internet y poniendo en riesgo su futuro.

El año pasado, Dilma Rousseff, la presidenta de Brasil, condenó las actividades de esa red global de espionaje electrónico en su discurso en la Asamblea General de la ONU. Y convocó el Fórum NETmundial (Encontro Multisectorial Global Sobre el Futuro de la Gobernanza de Internet).

A pesar de la promesa, la versión más reciente del documento NETmundial “Principios de la Gobernança de Internet”[1] es frustrante, porque está vacía de contenio real y no tiene fuerza. Las referencias incluidas en la primera versión [2] sobre la no discriminación de las comunicaciones (Neutralidad de la Red) o sobre la carrera armamentísta de ciberarmas fueron retiradas. El texto propuesto ni menciona la vigilancia en masa hecha por la NSA con la participación activa de empresas como Google, Apple, Facebook, Microsoft etc. Además, falla al no proponer ninguna acción concreta al respecto.

Los Gobiernos tienen la obligación moral de proteger las liberdades fundamentales de sus ciudadanos contra agresiones de entidades públicas y privadas. Esperamos que protejan la arquitectura descentralizada de Internet Libre como un bien común planetario.

Exigimos que los Gobiernos tomen decisiones concretas:

I. Adopten el ejemplo de Brasil con el “Marco Civil de Internet”, una legislación robusta que protege nuestra libertad y la Neutralidad de la Red, libre de mecanismos de censura y de vigilancia global como la retención de datos administrativos.[3]

II. Tomen medidas efetivas para devolver la tecnologia a las manos de los ciudadanos, invirtiendo recursos para promover y reforzar: el acesso universal a internet, software libre; hardwares que los ciudadanos puedan controlar y en los que puedan confiar, arquitecturas descentralizadas y criptografia punto a punto. Y que pongan fin a la militarizacion del espacio cibernético.

En caso contrario, los gobiernos serán, en la mejor de las hipótesis, cómplices de este régimen de censura y vigilancia global. En la peor de las hipótesis, actuarán contra los intereses de los ciudadanos y atacarán de forma deliberada la Internet Libre.

[1] Vea y comente aqui: http://document.netmundial.br/1-internet-governance-principles/

[2] Vea el esbozo filtrado por Wikileaks en: https://wikileaks.org/netmundial-outcome/

[3] La versión actual del Marco Civil de Internet está siendo discutida en el Senado de Brasil y obliga a retener datos por parte de los proveedores de contenido, lo que significa un retroceso en el avance de Internet Libre.

Las remezclas audiovisuales agitan las revueltas de Brasil

Remezcla Chuck Norris se revolta com Pelé

Bernardo Gutiérrez / @bernardosampa. Fundador de la red de innovación glocal Futura Media (Futuramedia.net)

El histórico Revolución o muerte de Ernesto Che Guevara, en la era de las redes, adopta caras nuevas. La mutación podría ser Remezcla o muerte. O remezclar o morir. Y nada para justificar la evolución de la consigna guevariana que la efervescente guerra de remixes audiovisuales que ha tomado la red desde la explosión de las revueltas de Brasil. En el país de la antropofagia cultural, los pelotazos audiovisuales cocinados en red han sido uno de los principales combustibles. Imagenes en red. Emociones conectadas. De hecho, dos de las etiquetas más fuertes de la #BRevolution, el #VemPraRua y #OGiganteAcordou, nacieron en dos anuncios de publicidad. La remezcla-en-red hizo el resto.

#VemPraRua, que significa ‘ven a la calle’, fue la canción del anuncio que Fiat lanzó para la Copa de las Confederaciones de la FIFA que se celebró en junio. Su ritmo pegadizo y sus frases contundentes (“Ven a la calle, porque la calle es la mayor tribuna en el Brasil”) transformaron el #VemPraRua en la banda sonora de las primeras manifestaciones. Fiat se fregaba las manos. Los manifestantes cantaban primero “vem pra rua, vem, vem contra o aumento” (en referencia a la subida del transporte público) y luego “vem pra rua, vem, contra o Governo”. Pero rápidamente el remix político – ácido, macarra y sexy – entró en acción. Anonymous revolucionando el #VemPraRua. Usuarios creando versiones satíricas del anuncio, llenas de violencia policial, insurgencia y anticonsumismo. Y Fiat retirando el anuncio, con cierto desconcierto.

Más remezclas, que es la guerra. Todo vale. No hay reglas. Fagocita, tritura, recrea. Cualquier intento de controlar el mensaje es inútil. Cualquier imposición tendrá que esperar la versión corrregida de la inteligencia colectiva. El mismísimo Pelé grabó un vídeo para que los brasileños se “olvidaran de la confusión de las manifestaciones”. Y la remezcla casi inmediata Discurso corrigido de Pelé puso las cosas en su sitio: “Brasileños, vamos a apoyar todas estas manifestaciones, es nuestro país, vamos a silbar a la selección”. Pelé – un símbolo del neoliberalismo brasileño – también fue el protagonista de la remezcla Chuck Norris se revolta con Pelé, que concluye con una patada contundente contra el televisor que transmite el discurso edulcorado de Pelé. Y es pocos se han librado de tener su discurso corregido por una legión distribuída de remixers. Ronaldo, que defendió los gastos en estadios de fútbol, pasó a criticarlos en su remezcla. El periodista Arnaldo Jabor, que criticó las primeras manifestaciones, se transformó en un duro denunciador de la violencia policial. Incluso la mismísima Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, con un doblaje muy crítico,  se convierte en la antihéroe nacional.

Y Dilma canta el #VemPraRua. Remezclar o morir. Antropofagia o muerte. Y la espiral de resignificaciones y memes cruzados continúa imparable. Incluso se ha remezclado el fragmento de la película Network, utilizado por el programa de radio español Carne Cruda, para agitar las calles. El ‘Estoy más que harto y no quiero continuar soportándolo” que Carne Cruda convirtió el viral sonoro, se convierte en Brasil en Eu enlouqueci e não vou mais aturar isso!. ¿Cual será el próximo mensaje hackeado, corregido y/o despelotado de la imparable #VemPraRua Revolution de Brasil?

El activismo transmedia que golpeó a #Madrid2020

Cobri2020_EDIIMA20130827_0328_5

¿Puede la ciudadanía influir en la decisión del Comité Olímpico Internacional a la hora de apostar por una ciudad olímpica? Directamente no. El COI es tan poco participativo como la mayoría de democracias representativas o los gobiernos que proponen una ciudad como candidata. Pero de forma indirecta, la ciudadanía tiene cada vez más voz. La respuesta a la hipótesis-titular en la que insinúo que el activismo contra la candidatura de Madrid puede haber sido importante hay que buscarla en la letra pequeña. Las deficiencias de la candidatura y de su ecosistema político, el delicado clima económico de España, han sido evidentes motivos del fracaso. Sin embargo, la letra pequeña y los ángulos no iluminados por la prensa nos presentan una concatenación de campañas activistas, analógicas y digitales, contra la candidatura de #Madrid2020. Ni Estambul ni Tokyo han contado con campañas activistas fuertes contra sus candidatura. Más bien todo lo contrario. Madrid sí ha tenido.

En primer lugar, el blog No queremos Madrid 2020 dio voz a un malestar ciudadano que no quería saber nada de gastos en una candidatura mientras los recortes se hacen más profundos. Se divulgaron informaciones, relatos, cifras, encuentras. Pero también se hicieron remezclas visuales potentes, carne de meme, como la “mano olímpica”  en la cara de Alberto Ruiz Gallardón, que defendió la anterior candidatura de Madrid. Aunque sin lugar a dudas, el antilogo COBRI2020 se lleva la palma de la campaña contra #Madrid2020.  COBRI es una mezcla de COBI (mascota de Barcelona 92) y el imaginario del sobre corrupto que persigue al Partido Popular (PP) desde el caso Bárcenas.  Su cuenta de Twitter (@Cobri2020) ha sido un auténtico dolor de cabeza para la candidatura oficial.  Y Cobri ha sido Trending Topic en Twitter en diferentes ocasiones.

Stéphane Gruesso, cineasta y activista vinculado al ecosistema 15M, realizó una genial entrevista a Cobri. Una respuesta joyita: “He venido para quedarme, hay muchos chanchullos que señalar: hay más chanchullos que chorizos. #CobriSeQueda.”

La popularidad de su logo macarra fue creciendo. Y Cobri ha pasó a ser un habitual de las más diferentes manifestaciones.

En el salto al territorio se esconden otras claves del golpe a #Madrid2020. La sinergia redes / calles, una de las marcas más visibles del 15M, fue especialmente importante para viralizar las Olimpiadas de la Corrupción que se celebraron en la mismísima puerta del Ayuntamiento de Madrid, en la campaña #TapaMadrid2020 que incitaba el hackeo físico del logo oficial o la acción del activista que estuvo subido 17 horas a una farola de la Puerta del Sol. Las otras olimpiadas de Periodismo Humano hacen un buen repaso de diferentes momentos del activismo transmedia que fue visibilizando internacionalmente el rechazo ciudadano a la candidatura madrileña. Por si fuera poco, la campaña No queremos los JJOO de 2020 en Madrid de Oiga.me envió más de 20.000 mails al mismísimo COI.  Mientras la cuenta oficial hacía el ridículo en su versión en inglés, las redes ocupan hashtags y cocinaban TT en Twitter. Y seguro que me dejo en el tintero pixel unas cuentas acciones.

¿Cómo influyó al movilización orgánica de la ciudadanía en redes y calles contra la candidatura de Madrid? Dudo que haya sido una causa directa. Tampoco creo que haya una linealidad en la explicación del fracaso de Madrid. Pero sin duda que ha sido un factor importante a la hora de visibilizar el malestar ciudadano y de hacerle llegar el recado a los jurados del COI.  Sin duda, que la situación se merece un estudio más profundo y elaboración de grafos. Larga vida a #COBRI2020.

olimpiadas

Rua de Janeiro: la cara rebelde de la ciudad olímpica

Ciudadanos de espaldas a los concejales de Río de Janeiro gritando “No me representan” (22/08/13). Vídeo completo de Leonardo Nabuco.

Subtítulo: Escraches, manifestaciones, ocupaciones de plenos, asambleas, acampadas en frente a la casa de gobernantes. Y una creciente represión policial. Río de Janeiro, la ciudad maravillosa, se transforma en el epicentro de las imprevisibles protestas que siguen agitando Brasil. Y se ha transformado en la metáfora perfecta de las ciudades rebeldes que preconiza David Harvey. 

“Hace unos meses, juntar a más de cincuenta personas por una causa política era algo imposible en Río de Janeiro”. La frase del fotógrafo y activista Pedro Víctor Brandão, en el actual contexto social de Río de Janeiro,  suena a ciencia ficción.  Antes de junio, el grito “Rio é Rua” (Río es calle) iba asociado a actividades lúdicas,  a playa abarrotada. Dos meses y medio después del coral #VemPraRua, Rio de Janeiro es Rua de Janeiro. Y rua significa política, manifestación, asambleas, escraches, acampadas, intervenciones artísticas, tensión policial. El grito “Não vai ter Copa” (no va a haber mundial de fútbol) todavía resuena en las intensas manifestaciones de la ciudad maravillosa.

Las protestas de junio han trastocado profundamente el código político social de Río de Janeiro. Una de las ciudades menos politizadas de Brasil vive en vilo, agitada  por 5 o 6 manifestaciones diarias.  Y algunas fronteras, muros y consensos van derrumbándose bajo las peticiones plurales de una multitud sorprendente, imprevisible y poco organizada. Los habitantes de la favela Rocinha bajan al millonario barrio de Leblon con un grito contra el “genocidio negro”. Los habitantes de la Zona Sul – históricamente de clase media – dialogan horizontalmente en la Asamblea Popular Zona Sul 3.  Los taxistas bocinan en solidaridad cuando se encuentran con cualquier pequeña manifestación. Los habitantes del conjunto de favelas Complexo do Alemão han creado el movimiento Ocupa Alemão. Los ciudadanos colocan hojas y denuncias en las ventanas de los autobuses, incentivados por el movimiento Ocupa ônibus (ocupa autobús). Y miles de adolescentes enmascarados están resignificando los históricos grupos Black Bloc anticapitalistas. ¿Qué está pasando en Río de Janeiro? A continuación seis estampas cariocas registradas entre los días 15 y 29 de agosto en Río de Janeiro.

cabralhamuerto

Tumba simbólica en frente de la casa de Sérgio Cabral, Gobernador de Río de Janeiro. Foto: Bernardo Gutiérrez

La tumba del Gobernador. 16.00 horas, martes 27 de agosto,  esquina de la calle Aristides Espínola con la Avenida Delfim Moreira., en el selecto barrio de Leblon. Un frío helado golpea las tiendas de campaña de #OcupaCabral del “movimiento de jóvenes políticos supra-partidistas” que hace casi cuarenta días acampan en frente de la casa de Sergio Cabral, Gobernador del Estado de Río de Janeiro. A un lado, la playa. Al otro, un edificio blindado de policía. En medio, un centenar de personas con pancartas y tiendas de campaña. Los vecinos de Santa Teresa se han acercado con su causa: el retorno del tranvía al barrio, tras dos años de abandono. “Los políticos quieren instalar un tranvía para turistas, caro. El consorcio es corrupto”, asegura la activista Débora Lerrer. Un taxista pasa bocinando. Muestra un cartelito: #ForaCabral. Fuera Cabral. Abajo el Gobernador. El conservador Sergio Cabral, del Partido do Movimento Democrático Brasileiro (PMDB), aliado histórico de Lula y el Partido de los Trabajadores (PT), se ha convertido en el epicentro de la lucha en Río de Janeiro. En el #ForaCabral cabe todo. El grito contra la especulación inmobiliaria. Contra la carestía de la vida. Contra la violencia policial. Contra los desaparecidos (15 personas desaparecen al día en Río). Un cartel – “¿dónde está Amarildo?” – recuerda la desaparición del obrero Amarildo Dias de Souza desde el día 14 de julio.

Rafael – un joven enmascarado – asegura que seguirán acampados hasta que el “Gobernador dimita”.  La policía se pone tensa. Empujones. Jóvenes armados de móviles les apuntan. Luces, cámaras, ¡streaming! En el suelo, un cartel empapado en solidaridad con la lucha contra el Gobernador en São Paulo (Geraldo Alckmin). Otro consenso roto: los antagonismos regionales. Ya ha habido manifestaciones en São Paulo contra el gobernador de Río. Y viceversa. #OcupaCabral es un símbolo del movimiento nacional. De la resistencia. Del nuevo empoderamiento en red. En #ocupacabral han ardido espantapájaros con el nombre de Sergio Cabral. Y es la casa / espacio de todos. El juez João Batista Damasceno, amenazado de muerte, realizó en #OcupaCabral una clase pública sobre Derechos de los Manifestantes y Límites de la Acción policial con streaming a todo gas. Y la presión va haciendo efecto. Sérgio Cabral, que se vio forzado a afirmar públicamente que “no es un dictador”, ya tiene otro apartamento en la ciudad. Pero hasta su casa de París, donde se escapa con frecuencia, ha sido objetivo de escraches. Resultado: Cabral ya estudia cuando dejar el Gobierno.

Una tumba simbólica, a unos veinte metros de la acampada de #ocupacabral, sirve de metáfora. Una frase: “Aquí yace el Gobierno de Sérgio Cabral”. Una foto: el Gobernador con bigotillo a lo Hitler. Y una gallina (de plástico) muerta, todo un guiño de ritual afro.

cristomuerto

Eduardo Paes (alcalde de Río de Janeiro) y Sérgio Cabral (Gobernador), amenazando al Cristo Redentor. 

“Yo resiste, tú resistes, nosotros resistimos, ellos desisten”. Nunca las paredes de Río de Janeiro habían hablado tanto. Nunca habían sido tan políticas. Rio solía identificarse con las icónicas rimas del Profeta Gentileza que todavía impregnan la zona portuaria (“Gentileza genera gentileza”). Desde el Junio brasileño, las paredes gritan. Una creciente pixação (un graffiti básico con una frase) y carteles varipintos se rebelan con irreverencia: #ForaCabral, #VemPraRua, Cadê Amarildo? o Haz la revolución pero  busca la información.  Não vai ter Copa (no va a haber Mundial de Fútbol) es uno de los más repetidos.  Pero nadie como el  Coletivo Projectação para captar el espíritu de las revueltas.  Su lema: “Luz en movimiento para transformar el caos.  Su arma: un proyector. Y frases contundentes que ocupan, invaden, corroen todas las superficies. Están en todas partes. En cada manifestación. Proyectan de forma infatigable: “Globo Sonega” (Globo no paga impuestos) en la sede de la Rede Globo, “Rio de Janeiro is on sale” en el Museu de Arte de Rio mientras los políticos lo visitan o “Transporte público no puede generar lucro” sobre los autobuses urbanos. Proyectan, luego existen. Dan voz al subsconciente colectivo.  Y crean, a diario, el imaginario de la ciudad insurrecta, con frases como: “Yo resisto, tú resistes, nosotros resistimos, ellos desisten”.

baratoxbuena

Miembros del colectivo Baratox, desinfectando el pleno municipal. Foto: Mídia Ninja

Control de plagas políticas. 09.30 horas. 22 de julio.  Un grito inunda la Câmara Municipal (pleno municipal) de Río de Janeiro: “No, no, no me representan”. Regresa reforzado por el eco y una indignación colectiva. Un centenar de ciudadanos entona una frase que circula por el mundo desde el 15M español en mayo del 2011. La escena es especialmente simbólica: la multitud grita “no me representan” de espaldas a los políticos que se disponen a inaugurar la sesión de la polémica “CPI dos ônibus” (la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) de los autobuses).  La CPI, que pretende apurar la corrupción en las concesiones públicas, a empresa de transporte privadas nació torcida: cuatro de los cinco miembros son de la base aliada del alcalde Eduardo Paes.  Los gritos arrecian. Cánticos: “el pueblo unido, jamás será vencido”.  Jóvenes haciendo streaming. Y alguien lanza un zapato al pleno. Una docena de personas lucen las camisetas amarillas del colectivo Baratox, “control de plagas políticas”. Lanzan al aire billetes de la República de los Niños de Brasil. Imitan los billetes de real y contienen un aviso: sin valor. Además, algunas personas llevan máscaras de concejales como Chiquinho Brazão (presidente de la comisión).

Antes de entrar al pleno, el colectivo Baratox desinfectó simbólicamente el edificio.  Y bailaron teatralmente canciones como La cucaracha. Barata, que significa cucaracha en portugués, es el apellido de Jacob Barata, conocido como “el rey de los autobuses”. El colectivo Baratox nació/creció como continuación del escrache que tuvo lugar en el Copacaba Palace durante la boda de Beatriz, la nieta del rey de los autobuses. “Nuestra acción teatral hace que caiga la máscara de esta farsa de la CPI”, asegura Isabel (nombre ficticio), del colectivo Baratox. El ambiente se encrespa. Al otro lado del pleno, un grupo de defensores de Brazão, grita e intenta agredir a una persona. “Son milicianos (paramilitares), han cobrado 250 reales (80 euros) para aplaudir la CPI”, dice una de las personas del público. Cánticos: “son mi-liii-ciii-aaaa-nooosssss”. La CPI se suspende. El caos reina en la salida. Y , ya en la calle, los “supuestos” paramilitares agreden a los manifestantes.

Maria de Lourdes Silva, una mujer negra que está acampada en la puerta de la Câmara, asiste al espectáculo sin entender mucho. “Fui desalojada de mi casa. Por eso estoy aquí acampada”, matiza. Como ella, una buena parte del centenar de acampados, denuncia la especulación inmobiliaria y los desalojos. “El transporte también nos importa, claro”, dice María de Lourdes.  Algunos carteles de la acampada recuerdan la violencia (“cadê o Amarildo?”) o el odio a los medios (“La Rede GLobo apoyó la dictadura”). Mientras algunos miembros escenifican la desinfección de autobuses en la calle, una pancarta recoge el subsconsciente de la Ciudad Maravillosa, versión ciudad rebelde: “No va a haber Copa ni Olimpiada”.

Vídeo de un participante en la reunión del Movimiento Passe Livre en Río de Janeiro. 

El funk del “passe livre”. Un autobús urbano circula por el barrio de Tijuca. Destino: la reunión abierta del Movimiento Passe Livre que encendió las revueltas de Brasil en la La Universidad Estadual de Río de Janeiro (UERJ). El cobrador entra en una conversación poco probable hace unos meses. Critica el tráfico urbano. Y al alcalde.  Y al Gobernador. “La situación en el transporte público es desastrosa hasta para nosotros, nuestros salarios bajos”, afirma. Confiesa que tiene Facebook y Twitter: “No he ido a mucha manifestación, tengo niños, pero apoyo en las redes sociales”. Pablo de Soto, un arquitecto y activista español que hace su doctorado en Río de Janeiro, le explica cómo se fraguó la resistencia común en la plaza Taksin de Estambul. “En las calles de Río se escuchó el grito “Brasil va a ser otra Turquía. Hay que hacer lo mismo aquí”, dice Pablo. El cobrador sonríe.

La sala de la UERJ habilitada para el encuentro del Movimiento Passe Livre (MPL) está abarrotada. La Universidad en Brasil, en palabras  del reconocido ciberinvestigador Fabio Malini, “está acogiendo muchas asambleas porque es un espacio de libertad donde la Policía Militar no puede interferir como hace en las plazas”. La presentación comienza. Por la pantalla desfilan revueltas históricas alrededor del transporte: Revolta do Vintém (Río de Janeiro, 1879), Revolta das Barcas (Niterói, 1959), Revolta do Buzú (Salvador de Bahía, 2003), Planka (Escandinavia, 2011)… Por las mesas circula un panfleto con el título Por uma vida sem catracas (por una vida sin torniquetes), uno de los grandes imaginarios de las revueltas, intensamente remezclado. #MídiaSemCatracas, #EdudaçãoSemCatracas. En el debate posterior, mucha gente ni siquiera dice su nombre. Simplemente hablan. “Lo increíble ha sido el consenso de la espontaneidad de las protestas”, dice un joven con una camiseta de la Comuna de París. “Están criminalizando el movimiento para disiparlo”, matiza Marcelo, del Estado nordestino de Ceará. Una mujer del MPL responde a una pregunta de forma categórica: “El Passe Livre no tiene el monopolio de la lucha. No somos exclusivistas”. De repente, un joven se levanta y afirma que quiere cantar un funk carioca (estilo bastardo y políticamente incorrecto surgido en las favelas de Río). Y canta: “que se joda la Copa, la FIFA no va a mandar aquí, yo quiero pase libre, salud y educación…. (ver vídeo)”

aldeiamaracana

Aldeia Maracanã, en las proximidades del estadio Maracanã de Rio de Janeiro.

Maracanã, asamblea indígena. “Necesitamos ayuda económica, estamos solos, con demasiados gastos”. La asamblea del Largouna de  la docena de asambleas populares que tras las protestas se reúnen semanalmente en Río de Janeiro – recibe la visita de varios indígenas de la Aldeia Maracanã, la ocupación indígena instalada en el antiguo museo del indio, impidiendo que los Gobiernos de Río lo derrumben. La resistencia de varios miembros de las etnias pataxós, tukanos, apurinãs e guajajaras se ha convertido en un icono desde las manifestaciones de junio. El intento de tumbar el antiguo museo del indio para facilitar la salida del estadio de fútbol Maracanã es otro de los motivos de indignación de los cariocas. La Aldeia Maracanã también celebra asambleas horizontales. Y su lucha por el bien común conecta directamente con el grito plural de las calles de Río. Y con la lucha colectiva del estadio Maracanã que el Gobierno de Río quiere privatizar. Y con las revueltas en red planetarias. El artículo Ni del Estado ni del mercado, el Maraca es nuestro, de Alexandre Mendes, imagina una gestión común del mítico estadio, relacionándolo con la gestión colectiva indígena y con guiños a la plaza Taksim de Estambul.

La Asamblea del Largo no dialogaba con la Aldeia Maracanã de forma oficial hasta hace unas semanas.  Jõao Neto, participante de la asamblea del Largo, comunicó en la sesión del 20 de agosto que había hecho el primer contacto. La presencia de los líderes indígenas en la presente asamblea (27) monopoliza las atenciones. “Podemos organizar una campaña de crowd funding en apoyo y ayudar en las redes”, asegura Manuela Allo, del Grupo de Comunicación. Las redes, de hecho, ya están pidiendo donaciones para la Aldeia Maracanã. Incluso Anonymous Rio – que  remezclaron en clave indígena su máscara – está apoyando la campaña.

La conversación fluye. Turnos de palabras, gestos pactados. Muy diferente a la reunión que en estos momentos se celebra dentro del Instituto de Filosofía y Ciencias Sociales (IFCS), a unos metros de la asamblea. “Usan mesas, jerarquías. Por eso salimos de la plenaria del IFCS, por su formato. Preferimos la plaza”, afirma Marina (nombre ficticio). El ambiente está enrarecido. Mucha gente está pendiente de la marcha hacia el Palacio de Guanabara (Gobierno). “Hay cargas policiales en Laranjeiras”, dice alguien. Varias personas ponen rumbo al palacio del Gobernador de Río, que está siendo rodeado por los manifestantes.

Violencia policial en el barrio de Lapa, durante la noche del 27 de julio. 

Black Blocs vs violencia. 27 de julio. Rua das Laranjeiras. 22.00 horas. Arden algunos contenedores. Una multitud corre hacia el Largo do Machado. Algunas sucursales de banco tienen los escaparates rotos. La calle es un mar de bolsas de basura. Rua de Janeiro, versión apocalipsis. Alberto (nombre ficticio), un joven que filma las manifestaciones, relata cómo empezó todo. La Policía Militar (PM) detuvo a un manifestante en el Largo do Machado, antes de que la multitud emprendiese rumbo al Palacio Guanabara (Gobierno). Justo después, un policía usó gas lacrimógeno contra una persona. Y el Black Bloc entró en acción. La crónica de una batalla anunciada se leería en los medios en unas horas: confrontos entre los Blac Bloc contra la Tropa de Choque de la Policía Militar.

La estrategia del poder en Brasil ha cambiado en el último mes: identificar al movimiento plural y cívico que todavía agita todo Brasil con los grupos Black Bloc. La ultra conservadora revista VEJA hizo una portada criminalizando “a la banda de las caras tapadas” e incluso vinculando Black Blocs  a “movimientos decadentes como el Movimiento de los Trabajadores Sem Terra (MST)”. El reportaje provocó que Emma, una black bloc de #ocupacabral confesase su pasado: “fui educada para ser una pija idiota, (…) salí de casa a los 16 años para vivir en una favela (…), paré de trabajar por desobediencia civil) (aquí una entrevista de vídeo). Sin embargo, los Gobiernos de izquierda de Brasil y el entorno del Partido de los Trabajadores (PT) también están identificando las manifestaciones con Black Bloc de la misma manera que intentaron asociar Anonymous con la derecha. Incluso la filósofa Marilena Chaui, un icono izquierdista, manifestó recientemente que los “Blac Bloc actúan por inspiración fascista”.

“Aquí los blac bloc son diferentes. Desde que aparecieran en Alemania o incluso en la batalla de Seattle, han pasado muchas cosas, entre ellas Anonymous”, afirma Bruno Cava, investigador de la Universidad Nómada. La máscara, afirma Bruno, también protege la seguridad personal, “algo importante en un país con tanta violencia policial”. Charlar en la calle con miembros de Blac Blocs de Rio de Janeiro cuestiona bastante la versiones criminalizadoras. Algunas frases sueltas: “somos autónomos, anticapitalistas, horizontales” (…), huimos del personalismo y de los lideratos personales (…), protegemos a los manifestantes de la violencia policial, (…) atacamos objetivos concretos como bancos, (…), denunciamos la violencia por la violencia”. El vídeo  grabado por un Black Bloc durante la noche del 27 de julio, que muestra como varios policías apalean a una joven en el barrio de Lapa, deja en el aire una frase: las fuerzas policiales suelen comenzar el enfrentamiento con los Blac Bloc (y no al contrario).

¿Qué pasará en los próximos años en Rua de Janeiro, la rebelde ciudad olímpica? El mismísimo COI tiene un informe que revela que la Olimpiadas en Río de Janeiro están en riesgo. De momento, el Gobierno de Río de Janeiro – como otros de Brasil – han prohibido el uso de cualquier tipo de máscaras o pasamontañas en las manifestaciones. La polémica está servida. Muchos perfiles de Facebook ya esconden su cara. Y hay incluso bailes de carnaval en el espacio público para protestar contra la medida.