Big data contra el poder

Vídeo deL proyecto chileno Poderopedia

Texto publicado en el Diario Turing de eldiario.es 

¿Quién manda en el mundo? ¿Qué relaciones existen entre las élites políticas y económicas de un país? ¿Cómo se articula el entramado fiscal de los más poderosos? ¿Se puede mapear el esquema transnacional del 1% que controla los flujos financieros del planeta? En los últimos años han surgido varios proyectos, acciones o iniciativas para desvelar los secretos de las élites económicas. Proyectos que utilizan herramientas y código informático para sacarle jugo crítico al denominado big data (datos masivos), la ingente cantidad de datos generadas a diario. Proyectos que también usan bases de datos en general. En España, el colectivo Manuela Lucas realizó diferentes visualizaciones sobre las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV), sus entidades gestoras, sus entidades depositarias y sus consejos de administración.

El proyecto Qué hacen los diputados, muy centrado en acompañar el funcionamiento del parlamento a partir de los datos disponibles y el flujo de las redes sociales, fue pionero. La plataforma Quién Manda, la última mutación-evolución de Tuderechoasaber.es, es una de los más recientes. Quien Manda, una iniciativa de Civio, desarrollará “una aplicación para poder mostrar las relaciones entre el poder político y económico de forma más completa y profunda”. ¿Y qué otros proyectos o iniciativas existen en el resto del mundo? ¿Las técnicas de extracción y estudio de datos masivos, aliadas habituales de mercados y Gobiernos, se ha vuelto contra el poder?

La vigilancia, como prueban estos proyectos, está cambiando de lado. La inteligencia colectiva está comenzando a apropiarse de los datos masivos. Datos en red. Datos que según Oscar Marín Miro, del colectivo Outliers, pueden servir para el control de la ciudadanía, pero también para la transformación social. Los proyectos italianos opencongress.com y openpolis.it, centrados en la actividad parlamentaria, fueron pioneros. Sin embargo, cada vez surgen más iniciativas orientadas a desvelar y denunciar los entramados fiscales de las élites a partir de la extracción y relación de datos. El proyecto estadonidense They Rule, que mapea los consejos directivos y las entrañas de las principales empresas del país, fue inspirador para muchas iniciativas del mundo. Especialmente relevante es el proyecto chileno Poderopedia, “una plataforma colaborativa que ayuda a entender las relaciones entre las personas, empresas y organizaciones que se convierten en noticia e influyen en nuestra vida diaria”. Poderopedia, donde trabajan periodistas, programadores, diseñadores y ciudadanos, usa “información pública, visualizaciones de datos y tecnología semántica”. El Mapa de relaciones de Poderopedia ayuda “a entender las relaciones entre las personas, empresas y organizaciones de interés público”.

El proyecto brasileño Eles mandam, inspirado directamente en They Rule, se centra en mapear los asientos de los consejos directivos y fondos de pensiones del país. La iniciativa ha sido posible gracias a la colaboración con la plataforma informativa Reporter Brasil, que lleva años desarrrollando periodismo de investigación para denunciar violaciones de derechos humanos. Y aquí reside una novedad: la cooperación entre plataformas y/o medios de comunicación con proyectos de big data ciudadano es una tendencia que cotiza al alza.El medio independiente colombiano La Silla Vacía, gracias al crowd funding de sus Super Amigos (lectores financiadores), puso en marcha su proyecto para revelar los entramados de poder de las cincuenta mayores empresas del país. El proyecto, desarrollado en colaboración con la empresa de visualizaciones de datos Aentropico, realizó diferentes grafos (visualización de redes) para mapear la red de poder empresarial. El estudio reveló, entre muchas otras cosas, que apenas el 10% de los miembros de los consejos directivos son mujeres y que el 20% son extranjeros.

riseproject

The Rise Project, una plataforma rumana de visualización de las mafias económicas.

Otra iniciativa que destaca por su calidad, complejidad y circulación transmedia del contenido es el rumano The Rise Project. El proyecto pone su foco en las relaciones económicas entre los políticos y grupos mafiosos de la Europa del este. Su sección CONEXIUNI da acceso a una lista de personas y empresas, así como a casos judiciales, clasificados en orden alfabético. El proyecto ha desvelado, gracias a las visualizaciones del Registro de Empresas de Panamá, que el presidente de Azerbayán Ilham Aliyev usa dicho país para lavar dinero, a partir de empresas británicas y la participación de sus dos hijas. También, que el presidente sirio Bachar al-Asad tiene negocios en Rumanía usando opacas empresas basadas en Austria. Además, The Rise Project está conectado al proyecto Exposing the Invisible, en el que participa, entre otros, el hacker islandés Smári McArthy. El documental Our currency is information es la cara multimedia de las investigaciones visuales de The Rise Project.

Por otro lado, cabría destacar la creciente importancia de los hackatones (encuentros de hackers, programadores y periodistas) para denunciar o mapear las redes del poder. Destacan el Data Gotham de Nueva York, las iniciativas surgidas alrededor de El Rancho Electrónico (México), el grupo de trabajao Visualizar del Media Lab Prado o Hacks Hackers. Especialmente relevante es Hacks Hackers Buenos Aires, la mayor red / encuentro de hackers de América Latina. De hecho, cada vez son más frecuentes las iniciativas nacidas en encuentros de hackers. Durante las protestas de Brasil de 2013, por ejemplo, fueron los hackatones incentivados por Transparencia Hacker o la Casa de Cultura Digital de Porto Alegre los que revelaron los entramados corruptos de las concesiones a empresas de transportes urbano. El 1º hackaton D3.js de Belo Horizonte, convocado en medio de la explosión de las protestas, fue un claro ejemplo de cómo la inteligencia colectiva puede conseguir denunciar irregularidades en el uso de dinero público.

Anuncios

Copia o muerte

copiaomuerte

Este libro se autodestruirá. De aquí a unas horas. Tal vez en unos minutos. Si la política de la plataforma TitanPad , el documento en el que inicié hace casi un año el proyecto, es cierta, Este libro se auto destruirá  desaparecerá. La creación colectiva, tejida en red desde muchos puntos del planeta, se irá para siempre. ¿El proyecto, que comencé en lab rural Nuvem, en la sierra de Río de Janeiro no habrá servido para nada? ¿Cómo evolucionó la trama del relato cocinado de forma coral que nació como broma, provocación o experimento copyleft? ¿Qué ha pasado durante el año de vida de este documento abierto que cualquier persona puede modificar?

Confieso que casi nada. Tras mi semana de reclusión, edité algunas partes. Añadí algunas otras. Alguien borró todo el contenido del documento.Tuve que recurrir a la artimaña del time slider – parte superior derecha – para recuperarlo. Después, el vértigo de 2013 secuestró mi tiempo-reservado-para-la ficción. Como si la realidad, con Turquía y Brasil tirándonos de la oreja del conformismo,  fuese una novela coral, una ficción de tono tan ciberpunk y apocalíptico como la trama de Este libro se autodestruirá. Y aquí estamos, asomados al precipicio del fin, de la página/bit cerrada, con recelo de ese vacío-que-tal-vez-nos-consuma. Sería una pena: nos quedamos a las puertas de la remezcla colectiva del relato Fantomas contra los vampiros de las multinacionales, de Julio Cortázar que alguien sugirió en Facebook mientras escribíamos.

Sería una pena que todo acabase ahora. Soñaba con remezclar colectivamente a Fantomas, adaptarlo a la era Anonymous. Y de pasó tocar un poco las narices a quien tenga los derechos de autor de Julio Cortázar, ese monstruo universal que todavía está en manos de una agencia literaria (#TiemblaCarmenBalcells). La remezcla / campaña #FreeCortázar  que presionase a los secuestradores de la obra de Julio Cortázar sería un sueño para él, para el inventor del vínculo, de la novela requebrajada por un tiempo circular.

Pero tenemos un plan. ¿quién dijo que los libros mueren? ¿quién insinuó que la trama apenas existe dentro del formato? ¿quién piensa que apenas hay literatura dentro de la celulosa o de las pantallas?  Tenemos un plan, decía. Y ya no nos hará falta memorizar la trama coral ni las subtramas de la vida como en Fahrenheit 451, de Ray Bradbury. La copia nos salvará. Copia o muerte. Copia el contenido de Este libro se autodestruirá o moriremos. Corta y pega. Róbanos. (RE) crea la trama. Mútala. Córtale el verbo. Afina las tildes. Simple: corta y pega el contenido de este documento en cualquier otro. Mejor si es un pad compartido, online, abierto. Comunícalo como quieras. Sugiero un hashtag en twitter: #LibroSuicida.

La copia nos salvará. Nos permitirá continuar la trama. Podremos seguir jugando, remezclando, abrazándonos en ese juego infinito de la creación colectiva donde la supervivencia del rito, del intercambio, sustituye a la meta final, a la cultura, a cualquier objeto. Nuestro objetivo es preservar las historias, el juego infinito, el eco de nuestra conversación. #FreeCortázar, una remezcla colectiva y transgresora, nos espera más allá del click que salvará al libro suicida de nuestra trama.

#SmartCitizensCC, un protocolo de redes expandidas

crt

¿Cómo se construye un proceso colectivo a partir de una exposición? ¿Existe una fórmula de gestión distribuida de redes sociales que beneficie al bien común? ¿Cómo deconstruir un proyecto que el mercado y las instituciones entienden como una marca? ¿Como generar un proceso de comunicación expandida que beneficie a los diferentes nodos pero que refuerce un proceso común? Las preguntas salen a colación a partir del proyecto#SmartCitizensCC, al que me incorporé con mi red Futura Media.

El punto de partida del proceso fue Smart Citizens, una exposición en el Centro Centro de Madrid, comisariada por Paisaje Transversal. La exposición comenzó a transformarse en proceso #SmartCitizensCC con la licencia usada para los contenidos de la misma (Creative Commons). No tardó en llegar la primera remezcla-reuso  del contenido, de la mano de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura (ETSA) de Madrid. Los hang outs (aquí uno de ellos) que comenzamos a realizar con algunas experiencias mapeadas en la exposición inicial y otras diferentes ayudaron a expandir el proceso. Teníamos claro desde el inicio también que el contenido de las redes de #SmartCitizensCC (Twitter, Facebook y Flick) no tenía que hablar exclusivamente de la exposición Smart Citizens. Ni siquiera del proceso #SmartCitizensCC. De hecho, el contenido del proceso en dichas redes es minoría.

El paso natural era crear una plataforma de contenido propia, para ir más allá la exposición Smart Citizens, definida / criticada como “espectáculo” por el urbanista Doménico di Siena. La plataforma SmartCitizens.cc ya está online. Su contenido, como explicaba en este mismo blog, será transversal, fresco, interdisciplinar, inspirador, poético, teórico. Y claro: el contenido sobre el proceso #SmartCitizenscc no superará el 25% del total. Al mismo tiempo, creamos una revista social en Rebel Mouse, automatizando el hashtag #SmartCitizensCC,  que ya no controlamos los que empujamos inicialmente el proceso. Sin embargo, considerábamos claramente insuficiente esta estrategia de comunicación-conexión para generar un verdadero proceso abierto.

pantallazosmart

Para seguir investigando y expandiendo el proceso hemos trabajado en un documento abierto titulado Protocolo de redes compartidas, disponible online en un PAD colectivo, con los protocolos de uso de redes abiertas. Del documento, que admite modificaciones, destaco los siguientes puntos:

-La clave de las redes (twitter, facebook, flickr y las que se abran) estará a disposición de las redes y colectivos que quieran hacer uso de ella.

-Puesta en marcha de la gestión colectiva de la cuenta de Twitter con la herramienta crTweet, que permite una gestión colaborativa a partir de retweets (RT). Autorizando el uso a determinadas cuentas, cualquiera de ellas consigue un RT automático desde @SmartcitizensCc usando crT + la cuenta al final del tweet. Ya están participando las siguientes cuentas:

  • @bernardosampa @codigoabiertoCC @futura_media  @reportera09  @paistransversal  @jarevalomartin  @territorista @cdebatesurbanos @conectakultura @Wikimedia_mx @alanlzd

-La gestión del blog SmartCitizens.cc será colaborativa. Cualquier colectivo afín podrá agragar contenido. El porcentaje de contenido del proceso #SmartCitizensCC no deberá superar el 25%.

Una pregunta que algunos pensarán que debeíra abrir esta entrada. ¿Y qué es exactamente #SmartCitizensCC? Lo que más me interesa es que no tenemos una respuesta cerrada ni definitiva. #SmartCitizensCC es más un juego infinito que uno finito, siguiendo la teoría de James Carse. Tal vez #SmartCitizensCC sea más pregunta que respuesta. Personalmente, me gustaría que pasarán algunas de las siguientes cosas (o todas) alrededor de #SmartCitizensCC.

-Co-crear un imaginario de Smart Citizen (ciudadano inteligente) que se contraponga al de Smart City creado por el mercado.

-Cocinar un código ético estricto del proceso #SmartCitizensCC que permita la expansión geográfica del proceso. Un código que, como las cuatro libertades del software libre, impida que cualquiera que no lo cumpla no pueda apropiarse de dicho código y de los protocolos compartidos.

-Realización de múltiples exposiciones post it en diferentes ciudades del mundo, donde #SmartCitizensCC sea apenas un código fuente enriquecido por diferentes agentes, colectivos, redes.

-Incentivar el intercambio de métodos, protocolos, proyectos, contenidos y experiencias de diferentes colectivos del mundo gracias a las plataformas y herramientas usadas por #SmartCitizensCC.

-Desarrollo de diferentes laboratorios urbanos que incentiven las intervenciones urbanas, la activación de la inteligencia colectiva en entornos urbanos y/o rurales.

-Que los colectivos que implementen el proceso #SmartCitizensCC puedan rentabilizar con recursos el emprendimiento. Que el bien común – y recursos comunes – se vean beneficiados de la expansión del proceso.

Y tú, ¿qué piensas del proceso #SmartCitizensCC? ¿Alguna sugerencia en el PAD común?

 

Everyone can be a remixer

Me quito el sombrero ante el colectivo ZEMOS98. Cuando el prestigioso programa Metrópolis de Radio Televisión Española (RTVE) les envía una ‘Carta Blanca’ para realizar un programa, los ZEMOS98 optan por no hablar de sí mismos. Y elaboran un tutorial para que cualquier personas se convierta en un remixer audiovisual al servicio del bien común. Interesante que RTVE está usando ya bastantes licencias Creative Commons. Aquí un corta-pega del site de la cadena:
“En respuesta a la invitación de Metrópolis, ZEMOS98 ha optado por resumir, en formato de videotutorial, sus investigaciones en torno a la remezcla de material de archivo y de productos mediáticos. Las remezclas reunidas en Everyone Can Be a Remixer nos presentan el actual ecosistema audiovisual como una red infinita que posibilita que cada memoria cree su propia leyenda. Everyone Can Be a Remixer es un videotutorial sobre remezcla crítica que atraviesa dos de las áreas de acción que han venido obsesionando al colectivo ZEMOS98 en los últimos años”.

#SmartCitizensCC estrena plataforma

grande

Si #SmartCitizensCC fuera una ecuación podría ser algo así como Exposición expandida + inteligencia colectiva + urbanismo táctico + participación + comunicacion / acción glocal  + cultura de red + colaboración + laboratorio ciudadano. En realidad es una ecuación abierta en la que ni siquiera están completamente definidas las incógnitas a ser despejadas. Lo que arrancó como una exposición en el Centro Centro de Madrid comisariada por el colectivo Paisaje Transversal, se transformó en una muestra de código abierto, con el contenido liberado y a disposición de quien quisiera reutilizarlo. Lo que nació como un proceso de comunicación unilateral (emisor-receptor) va camino de transformase en una conversación coral, descentralizada y expandida. Lo que era un evento y/o proyecto es ya un proceso que lo supera.

El proceso #SmartCitizensCC acaba de estrenar nueva plataforma: SmartCitizens.cc. Tras unos meses en los que el microsite inicial se vio arropado por la vida en redes sociales (perfil de Facebook, cuenta de Twitter , Flickr y Rebel Mouse), el proceso #SmartCitizensCC gana una plataforma que servirá de puente entre los diferentes flujos comunicacionales. No será epicentro. Será una plataforma conectora. Será un nodo transmisor.  SmartCitizens.cc dara prioridad a contenidos multimedia, creativos, inspiradores. Será una galería viva para dar forma al nuevo imaginario Smart Citizens (ciudadanos inteligentes, inteligencia colectiva) en contraposición al de Smart City (más vertical y centrado en la tecnología). En SmartCitizens.cc se encontrarán lo académico, lo (re)creativo, lo poético, lo procesual.

Los contenidos de actualidad serán divuglados en los perfiles de Facebook y Twitter. Circularán extensamente en el hashtag #SmartCitizensCC en todas las redes sociales. Y podrán leerse comodamente en la revista social construida a partir del  mismo hashtag #SmartCitizensCC en Rebel Mouse. Sin embargo, quien busque reposo, contenido más profundo, estética de la inteligencia ciudadana, tendrá que asomarse a SmartCitizens.cc. La plataforma dará voz a los proyectos y colectivos mapeados en la exposición SmartCitizens y a los que se estén sumando al proceso #SmartCitizensCC. Pero será también un miradora procesos y proyectos de todo el mundo en el que la inteligencia ciudadana sea clave en la transformación de las ciudades y la sociedad en general.

De hecho, los contenidos del proceso #SmartCitizensCC no acapararán el espacio de SmartCitizens.cc. En la plataforma ya se pueden encontrar entradas sobre procesos mapeados en la exposición Smart Citizens (como Desayunos Ciudadanos o El Campo de Cebada), sobre partes del proceso #SmartCitizensCC (como De la cooperación al empoderamiento transnacional), sobre proyectos ajenos al proceso (como Guía fantástica de São Paulo, Mapping the commons o atNight), contenido teórico alrededor de los paradigmas abiertos (como Qué es el procomún o Inteligencia colectiva para reinventar la sociedad), cápsulas poéticas (como #CiudadesEmocionales: Lima Neón o Hacking the city).  Los procesos urbanos de las revueltas en red que agitan el planeta están presentes en entradas como Arquitecturas (collage) de la revolución.

En los próximos días, los colectivos / redes que estamos implicados en la expansión del proceso #SmartCitizensCC (Paisaje Transversal y Futura Media) compartiremos un nuevo protocolo de comunicación abierta que podremos a disposición de quien quiera incorporarse al proceso.

Carta Abierta a los Trabajadores del Procomún del Mundo

TOP

Español | English | Kichwa | Português | Italiano | Català

Русский | Dansk | Deutsch | ελληνικά | Aragonés

ESPAÑOL

Carta Abierta a los Trabajadores del Procomún del Mundo

Queridos Trabajadores del Procomún y Cooperativistas,
En un discurso del 19 de septiembre de 2012, el presidente de Ecuador, Rafael Correa apeló a la juventud de su país y los exhortó a alcanzar y pelear por una visión del “buen vivir” basada en una sociedad del conocimiento común y abierto.
El proyecto FLOK Society (Free/Libre Open Knowledge) ha sido creado para para desarrollar un plan de transición y políticas de estado para alcanzar esta visión única. En concordancia con el Plan Nacional de Ecuador, no puede existir una política del ‘buen vivir’ que no está inspirada y enraizada en un conocimiento libre y abierto y en un próspero procomún.
FLOK Society es un esfuerzo de investigación conjunto entre el Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano, la SENESCYT, (Secretaría Nacional de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación) & el IAEN (Instituto de Altos Estudios Nacionales) que tiene por objetivo finalizar una propuesta a ser presentada en una cumbre en abril de 2014, que reunirá al presidente, oficiales del gobierno, participantes de la sociedad civil y expertos globales del procomún. El proyecto recibió su impulso del rector del IAEN, Carlos Prieto, los líderes del proyecto Xabier E. Barandiaran & Daniel Vázquez, y del Director de Investigación Michel Bauwens, entre otros.
Aquí el enlace al proyecto FLOK Society: http://www.floksociety.org
El proyecto busca la participación y las aportaciones de la sociedad civil local, pero también incluye un llamamiento explícito a los movimientos globales de cooperación y del procomún para ayudarnos con consejos y propuestas de política. Es nuestra creencia que el pueblo ecuatoriano se inspirará en lo mejor de lo que está sucediendo en el exterior, en todos los países del mundo.

Esa es pues, la razón de nuestro llamado a ustedes, cooperadores y trabajadores del procomún.

Si estás comprometido con un cambio social transformador que está inspirado en el conocimiento abierto, la cooperación, y la construcción de un procomún para el bienestar de todos, te pedimos que nos envíes información y propuestas emblemáticas sobre iniciativas locales o globales líderes en su área de especialización.
Imagina una sociedad que está conectada al procomún del conocimiento abierto en todos los ámbitos de la actividad humana, basada en conocimiento, código y diseño libres y abiertos, que pueden ser utilizados por todas y todos los ciudadanos, junto con actores gubernamentales y del mercado, sin la discriminación y falta de poder que se derivan del conocimiento privatizado.
Imagina una economía ética y sostenible que se basa en la creación de una riqueza común cooperativa basada en la reciprocidad, el mutualismo, la producción entre pares y la movilización de una sociedad civil comprometida e informada.
Imagina la aceleración de la innovación social y el intercambio de conocimientos habilitado por repositorios compartidos de conocimiento abierto en los ámbitos de la cultura, la tecnología, la ciencia, y cualquier otro campo en el que las soluciones locales y globales pueden ser compartidos y edificados.
Imagina que tales repositorios compartidos abiertos estén vinculados a un mercado y economía éticos; donde los individuos, las organizaciones comunitarias, cooperativas, y empresas comerciales y sociales pueden co-producir libremente ese conocimiento mediante modelos de propiedad y gobernanza que no encierran al procomún sino que facilitan su crecimiento.
Imagina un Estado Socio permisivo y facilitador que fomente la cooperación económica y social basada en la colaboración pública/civil y que financia y construye la infraestructura necesaria para que esto suceda.

¿Qué hace falta para lograrlo?

Ni el pueblo ecuatoriano por sí solo, ni, por supuesto, el equipo de investigación de FLOK Society, pueden ofrecer soluciones completas. Pero juntos, en cooperación, podemos imaginar y construir propuestas para una sociedad y una economía sostenible, abierta y ética que el gobierno ecuatoriano podría ayudarnos a transformar en realidad, con políticas y apoyo concreto.
”’Esta es la primera vez que un estado-nación y el presidente de un país ha legitimado el deseo de los trabajadores del procomún los cooperativistas de todo el mundo para crear una civilización más justa y sostenible, utilizando los principios inspirados en el procomún.”’
¡Es en este espíritu de compartir y cooperar que les pedimos su apoyo y solidaridad!
Nuestros corrientes de investigación se centran en las siguientes áreas clave:

  1. Mejoramiento de las capacidades humanas (Paul Bouchard)
  2. Cambiando la Matriz Productiva (George Dafermos)
  3. Marcos Legales e Innovaciones Institucionales (John Restakis)
  4. Infraestructuras Técnicas Abiertas (Jenny Torres)
  5. Procomunes Físicos (Janice Figueiredo)

Ayúdanos a convertir la visión en la realidad.
En Solidaridad y Cooperación,
Michel Bauwens, Director de Investigación; fundador de la P2P Foundation y socio del Commons Strategies Group – Contacte a Michel
John Restakis, Investigador Asociado, Co-operatives UK Contacte a John
Equipo de Investigación de FLOK:
Daniel Araya, Paul Bouchard, George Dafermos, Janice Figueiredo, Jenny Torres
Este llamado es apoyado y co-firmado por David Bollier y Silke Helfrich, del Commons Strategies Group.
Puede leer una lista de las necesidades concretas de la investigación aquí: http://en.wiki.floksociety.org/w/How_Can_You_Help_Us
[regresa al menú]

Tres años de revueltas interconectadas

Tres años de revueltas interconectadas

Publicado en eldiario.es el 10/12/2013

¿Existen elementos comunes entre la explosión del 15M español y el nacimiento de #YoSoy132 en México? ¿Se puede trazar algún paralelismo entre la defensa del Gezi Park de Estambul y las revueltas comenzadas por el Passe Livre en Brasil? ¿Hay patrones compartidos en las revueltas que sacuden el mundo desde el estallido de la Primavera Árabe?

Si apenas se tienen en cuenta causas concretas, las revueltas podrían parecer inconexas. El grito de “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros” del 15M tendría poco que ver con el “Si la tarifa no cae, la ciudad va a parar” de las revueltas de Brasil. Occupy Wall Street estaría lejos del #YoSoy132 mexicano que nació contra la criminalización de 131 alumnos de la Universidad Iberoamericana. Sin embargo, el imaginario de todas las revueltas parece conectado por algo que escapa a la lógica.

El “vamos hacer como en Tahrir” (la plaza de El Cairo) era un eco de “los cuarenta de Sol” que acamparon en Madrid la noche del 15M de 2011. “Acabou a modormia, o Rio vai virar outra Turquía” (se acabó la buena vida, Río va a convertirse en otra Turquía) resonaba en las manifestaciones iniciales de Río de Janeiro. El hashtag #TomaLaCalle que agitó a los indignados españoles se reutilizó y remezcló en la movilización peruana de julio de este año.

Anonymous Rio hackeó la cuenta de Twitter de la Rede Globo y colocó tres palabras: Democracia Real Ya. Y el imaginario de Occupy está presente en la mayoría de revueltas de los últimos tiempos. ¿Qué, cómo y por qué flota en el aire una conexión inexplicable a primera vista?

Hay, eso sí, conexiones o semejanzas más concretas. Tras la desocupación de la acampada de #direngezi de las plazas turcas, el flujo #direnODTU pone sus esfuerzos en plantar árboles en espacios donde el Estado tiene planeadas megainfraestructuras. Y eso exactamente hace el Movimento Pró-Árvore (Fortaleza) o Fica Ficus (Belo Horizonte) en Brasil, buscado en la red por los participantes de las acampadas turcas.

¿Coincidencias? ¿Contagio formal? Sin existir una respuesta única y definitiva, lo cierto es que hay un creciente número de analogías. Hechos, memes, estética, procesos, protocolos compartidos.

Los abusos policiales de las protestas de Brasil hacen que nazca la red Avogados Ativistas, similar en protocolo a Legal Sol o Toma Parte del 15M. Tras la explosión de #YoSoy132, surge la plataforma Artistas Aliados para criticar a los intermediarios de la industria. Después de Occupy Wall Street, llegó el Occupy Musicians. Y más y más semejanzas. El TomaLaTele del 15M se replicó en un sinnúmero de países. OccupyNews, como el OccupyGeziNews, es un común. Los mexicanos de #YoSoy132 rodearon la redacción del canal televisivo Televisa. Y los brasileños crearon #OcupeAMídia y cercaron la todopoderosa RedeGlobo. Y más y más.

tecnopolitica

Mapa conceptual de la tecnopolítica elaborado por Javier Toret.

¿Coinspiraciones? ¿Contagio formal? ¿O hay algo más? ¿Podríamos afirmar que existen analogías antropológicas, tecnológicas y/o sociales? ¿Patrones red que se repiten al margen de contextos políticos y causas concretas? La Global Revolution Research Network (GRRN) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) nace precisamente partiendo de una hipótesis: existen patrones de autoorganización de las diferentes revueltas surgidas desde la revolución de los Jazmines de Túnez.

El objetivo de este grupo transdisciplinar es encontrar patrones red, elementos comunes y conexiones en las movilizaciones de Túnez, Egipto, España, Estados Unidos, México, Turquía y Brasil. Por ejemplo, la conexión de Turquía y Brasil aparece de alguna manera en la visualización realizada por Interagentes sobre la movilización del 6 de junio, en la que dos cuentas turcas ( Recep Tayyip Erdoğan – Türkiye’nin Gururu y Diren Gezi Parkı) figuran entre las diez más compartidas en el evento de Facebook de São Paulo.

Las conclusiones del primer encuentro del grupo, ‘Tres años de revueltas interconectadas’, celebrado en Barcelona a finales de octubre, destacan “la centralidad de las redes de comunicación digital, su dimensión global, la existencia de patrones comunes de acción colectiva, así como la defensa de la democracia y la libertad de acceso a la información”.

Javier Toret, coordinador del estudio “Tecnopolítica: la potencia de las multitudes conectadas” realizado por 15Mdatanalysis para la UOC y uno de los impulsores del GRRN, asegura a eldiario.es que “los marcos teóricos tradicionales no están a la altura de la complejidad de estos nuevos movimientos red”. Por ello, prosigue Toret, es necesario “usar métodos cruzados entre ciencias complejas, teoría de redes, apoyado en datos y cruzar campos disciplinares”. Uno de los conceptos clave para la investigación del GRRN es la tecnopolítica, que Toret aleja del “clickactivismo” o “ciberactivismo”.

La tecnopolítica reconoce a la multitud como un nuevo sujeto político. La tecnopolítica genera movimientos red. La tecnopolítica genera acción multicapa, hibridando espacios físicos y espacios digitales. De las redes a las calles. Y al contrario.

Toni Blanco, participante del GRRN, afirma a eldiario.es que no podemos llamar movimiento social al 15M: “el 15M queda mejor descrito como una “red tecnopolítica ciudadana”. Red y no movimiento. Tecnopolítica y no ciberactivismo.

Un párrafo del estudio “Tecnopolítica del 15MDatanalysis” redondea el concepto: “Esta multitud conectada tiene una anatomía híbrida, física y virtual, en la que destacan las identidades colectivas, posee forma de red y la capacidad de producir activaciones emocionales, convirtiendo el malestar en empoderamiento”. ¿Ocurre lo mismo que en el 15M en #YoSOy132, Occupy, Diren Gezi o en las revueltas brasileñas?

    endogamiapartidos redescolaborativas  

Arriba, redes competitivas (partidos); abajo, redes colaborativas (revueltas globales).

Nada como el uso del denominado big data para profundizar en los padrones red que se repiten en las revueltas interconectadas. Los grafos –visualizaciones de redes– de las organizaciones tradicionales revelan un padrón claramente competitivo.

El estudio elaborado por 15Mdatanalysis (arriba izquierda, página 22 de esta presentación) sobre la relación de los partidos políticos españoles antes de las elecciones del 20 de noviembre de 2011 muestra que no existen interacciones entre las diferentes comunidades de los partidos. Los actores centrales son los designados previamente como líderes.

Lo mismo ocurre en el estudio realizado por el LABIC de Brasil (arriba derecha), que prueba la endogamia del Partido de los Trabajadores (rojo) y el Partido de la Social Democracia Brasileira (azul) frente al diálogo cruzado de las comunidades del Movimento Passe Livre y Anonymous.

En las antípodas de las redes competitivas de los partidos políticos de identidad cerrada y liderazgos permanentes, se encontrarían las redes cooperativas de las revueltas globales. La topología de la red del 15M (grafo abajo izquierda) o la de #YoSoy132 (abajo derecha) revelan el diálogo de diferentes comunidades identitarias y geográficas.

Para la periodista Sandra Yánez, integrante del grupo GRRN, los datos son vitales para percibir “análisis cualitativos o picos de emocionalidad”. Para Toni Blanco, lo importante es “abordar a partir de los datos el fenómeno como un sistema complejo, no como sistema lineal”. Datos que, buceando en la relación de los nodos, consiguen desmenuzar mejor unas revueltas que huyen de explicaciones del paradigma derecha-izquierda.

Precisamente estudiando datos, el 15Mdatanalysis ha llegado a nuevos conceptos como el de “liderazgo temporal distribuido”. Arnau Monty, del Ateneu Candela de Terrassa, lo explica de forma simple afirmando que el 15M no desaparece sino que evoluciona: “La Primavera Valenciana, el 12M15M, 15MpaRAto, las mareas o la propia PAH demuestran la capacidad de actualización permanente de estos movimientos y la facilidad para crear identidades colectivas nuevas para afrontar problemas concretos”.

El investigador brasileño Fábio Malini usa un concepto parecido para describir el 15M, al que denomina un “beta movimiento”. Un movimiento en constante mutación. Un sistema red que, en un determinado momento, pasa a apoyar una causa o acción, ya sea el #25S (Rodea el Congreso) o la huelga de barrenderos de Madrid. El liderazgo no es siempre el mismo. Y puede venir de la periferia del sistema red y no de sus nodos centrales.

Algo similar ocurrió un año después del nacimiento de Occupy Wall Street. Cuando algunos dilapidaban a Occupy, el poder latente de la red creó el proceso #OccupySandy. La estadounidense Joan Donovan, investigadora y participante de InterOccupy, apunta exactamente al potencial de las redes emergentes: “No es lo que ha hecho Occupy Wall Street, sino la red que se ha creado”.

  identidadcolectiva

Una de las hipótesis más importantes para el incipiente estudio mundial de la Global Revolution Research Network es la importancia de las identidades colectivas en la gestación, explosión y desarrollo de las revueltas. En el caso del 15M, la hipótesis de las identidades colectivas se ha comprobado en las visualizaciones de datos.

Por ejemplo, el grafo del día de acción #15O de 2011 muestra cómo los nodos de @DemocraciaReal, @AcampadaSol, @15OctoberNet, @TakeTheSquare y @OccupyWallStreet fueron los más influyentes. Los grafos de la red de #YoSoy132 también revelan la preponderancia de algunos nodos, como @Global132, @AnonOpaHispano o @YoSoy132Camp. Los estudios de Facebook realizados por Interagentes sobre las protestas de Brasil también prueban que las identidades colectivas desplazaron a los actores tradicionales a lo largo del proceso.

La peculiaridad brasileña hace que en Twitter las celebridades convivan con las identidades colectivas en campañas concretas como #AbaixoRedeGloboOPovoNãoÉBobo ( página 15 de esta presentación). O que en las protestas de Río de Janeiro ni famosos ni identidades colectivas impongan el ritmo: el grafo de Media Lab de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) sobre #ProtestosRJ presenta una red hecha por actores menores. Por otro lado, existen otro tipo de identidades colectivas a ser investigadas, como las comunidades surgidas en redes sociales de Egipto tras la muerte del bloguero Khaled Said o tras la desaparición del obrero Amarildo en Río de Janeiro.

Marcelo Branco, activista del software libre, destacó en el reciente encuentro #RuasEmRede de São Paulo el papel, en las revueltas de Brasil de 2013, de “movimientos sin liderazgos de las organizaciones conocidas tradicionales”. Y es que uno de los grandes comunes de todas las revueltas tiene más que ver con una nueva y más abierta arquitectura de las convocatorias y las protestas que con componentes ideológicos.

En las revueltas interconectadas, la agregación sustituye a la división (los fans de los equipos de fútbol de Estambul o São Paulo desfilan juntos). Lo “pro” (construcción, acampadas, prototipos, dispositivos) a lo “anti” (destrucción). Y las emociones se convierten en el combustible que conecta los diferentes sistemas red.

Captura de pantalla 2013-12-04 a la(s) 20.43.48  

#15MData: análisis emocional

El estudio #15MData: análisis emocional, del Colectivo Outliers, revela que los tuits del la gestación del 15M español tienen el doble de carga emocional de lo normal. La indignación y el empoderamiento son las dos emociones más presentes. Y precisamente la secuencia indignación-empoderamiento, activada por la violencia policial, ha sido la tónica en las revueltas de 2013.

La represión policial en la plaza Taksin de Estambul hizo brotar la indignación. Y cuando los medios llamaron a los manifestantes “chapullers” (vándalos), la indignación se transformó en empoderamiento. El movimiento se autoproclamó el chapulling movement y creó la çapul.tv. Cuando los medios brasileños usaron la palabra “vándalos”, los manifestantes se transformaron en vándalos empoderados, con su VândalosNews y cientos de identidades colectivas.

Aunque no está basada en criterios de extracción de datos y análisis de red, la Cartografía Afectiva de las protestas de Brasil visibiliza también la potencia de emociones como la indignación, el miedo, la esperanza o el empoderamiento. Por ello, Javier Toret insiste en la necesidad elaborar un estudio global riguroso y basado en big data sobre el papel de las emociones en la revueltas en red: “La emociones han sido un factor clave que ha disparado la velocidad, la viralidad y la conectividad entre personas, redes y causas de estos movimientos red. La multitud conectada afecta al mundo y ocupa el espacio urbano, desactivando el embrujo de los mass media”.

  comunesurbanos  

Arriba // Aula Pública en #OcupaCabral de Rio de Janeiro , #UnienLaCalle do 15M-Marea Verde de Madrid. Abajo // #OccupyGeziArchitecture (Estambul) y El Campo de Cebada (Madrid).

¿Qué más elementos comunes presentan las revueltas interconectadas de los últimos años? Para el arquitecto e investigador Pablo de Soto, las revueltas de Turquía y Brasil “colocan los bienes comunes urbanos como nuevo eje de luchas”. Pablo, que está desarrollando el proyecto Mapping the commons en Río de Janeiro, asegura que 2013 confirma la tesis de las ciudades rebeldes del geógrafo David Harvey. También, la construcción teórica de Antonio Negri y Michael Hardt, quienes consideran la ciudad como el terreno donde la multitud cocinará las nuevas instituciones de lo común.

El Diren Gezi de Turquía explotó con la defensa del parque Gezi y de otros bienes comunes. En Brasil, los principales ejes de la lucha también están alrededor de los comunes urbanos. Las campañas Tarifa Zero (transporte), O Maraca é Nosso (una propuesta de gestión colectiva contra la privatización del estadio Maracanã), los movimientos del Parque do Cocó (Fortaleza) o los Comitês da Copa convierten la defensa de lo común en la esencia de sus luchas.

Por otro lado, las “aulas públicas” durante las protestas de Brasil (clases en el espacio público) comparten formato y protocolo con la #UniEnLaCalle o la Universidad Indignada del 15M. De hecho, aunque el 15M no tuviera causas o motivos urbanos para ocupar las plazas o las calles, está transformando la ciudad en el nuevo prototipo de participación política.

Un prototipo global (conecta territorios dispersos) e híbrido (combina redes analógicas y digitales). Un prototipo construido de asambleas, flujos, rituales, protocolos, consensos de mínimos y forks (desvíos, en jerga hacker) que en palabras de los investigadores Alberto Corsin y Adolfo Stalella transforma la urbe en una nueva interfaz abierta.

¿Qué tienen en común las revueltas interconectadas de los últimos años? ¿Veremos nuevos estallidos?

Difícil hacer cualquier tipo de predicción. Pablo de Soto piensa que 2014 verá nacer “un nuevo internacionalismo metropolitano por los bienes comunes”. La Global Revolution Research Network seguirá buscando respuestas en su investigación global, “un laboratorio en tiempo real de análisis y prospectiva”. Héctor Huerga, del 15M Barcelona Internacional, hace hincapié en un detalle: “En las revueltas interconectadas, la convocatoria parte de un meme. Y es el sujeto receptor, no el emisor, quien está dando las claves de las nuevas revueltas”. La imprevisibilidad de los sistemas emergentes y de las subjetividades en red dibujan un final abierto y múltiple.

De momento, el estudio “Tecnopolítica: la potencia de las multitudes conectadas”, sienta un buen punto de partida para estudiar unas revueltas que en la mayoría de los casos no encajan con la definición de revolución clásica (toma del poder), pero sobrepasan el formato de manifestación: “Componen un sistema red mutante, con fronteras móviles, híbrido, cyborg, un cuerpo colectivo que resiste al tiempo y que puede extenderse en el espacio”.

 

 

 

#CiudadesEmocionales y #SmartCitizensCC conectan España y Brasil

El pasado miércoles 27 de noviembre de
2013, nueve colectivos de Barcelona, Recife, São Paulo, Barcelona y
Madrid participaron en el primer hangout en conjunto entre #SmartcitizensCC y #CiudadesEmocionales 
(vídeo aquí). Juntos, buscan reivindicar
la emoción como desencadenante de los procesos de creación
colectiva aplicadas a la transformación urbana. Cabe destacar que
este encuentro digital se realizó  en Madrid desde
@campodecebada,
un espacio autogestionado ubicado en el céntrico
barrio de La Latina. Desde allí intervinieron el colectivo de
cultura libre @c4c_colectivo; @TransitCultura, una plataforma que que
promueve y gestiona proyectos para facilitar el acceso al capital
cultural, y @paistransversal, una oficina dedicada la innovación en
ciudad y territorio.
«Necesitamos
transformar las ciudades que ya tenemos a través de una
participación activa de su ciudadanía.
Una ciudadanía proactiva,
comprometida y sensibilizada con las problemáticas de su entorno,
que hace un uso inteligente de los recursos, recupera su condición
política y es capaz de generar nuevos imaginarios, iniciativas para
construir entornos más equitativos y sostenibles desde una
perspectiva integral, económica, social y ambiental»,
eso es lo que reclamaba en el encuentro
digital #SmartcitizensCC  y #CiudadesEmocionales,  Jon
Aguirre Such de @paistransversal,
participante en esta multiconfrencia transatlántica e
involucrado en un proceso que busca rescatar la emoción como parte
inherente a los procesos de transformación de las ciudades, o dicho
en palabras del colectivo @baixocentro  otro
de los participantes del hangout que intervino desde Recife—:
«Por más que las
emociones sean efímeras, son las que inician los procesos de
creación colectiva».
La
emoción no permanece pero si lo hacen los procesos.

Manifiesto del buen conocer

buenconocer

Ecuador está inmerso en un cambio de piel que puede dar mucho que hablar. El proyecto-proceso FLOK society aspira a diseñar “un cambio de matriz productiva hacia la sociedad del conocimiento libre, común y abierto“. El Manifiesto del Buen Conocer, cocinado en red, nace como parte del proceso abierto. Acá reproduzco el manifiesto íntegro que está circulando y ganando adhesiones en el hashtag #buenconocer:

El conocimiento debe ser reconocido como un patrimonio producto de todos los seres humanos, fruto de sus más de 4000 generaciones, inagotable y disponible gracias a las nuevas tecnologías y a las ancestrales tradiciones, por tanto, no debemos privar a las sociedades de acceder, beneficiarse y participar activamente de él.

El buen conocer es la base sobre la cual se asienta el buen vivir. El acceso a los saberes ancestrales, la cultura, la ciencia y la tecnología es lo que permite el verdadero progreso de la sociedad. Cualquier cosa distinta a eso significaría una disminución de la calidad de vida de los pueblos, algo totalmente inaceptable.

Existen ejemplos reales de economías sociales del conocimiento común y abierto a pequeña y mediana escala que funcionan. Ha llegado el momento de que un país apueste por desarrollar estos modelos productivos más allá de las experiencias fragmentadas y locales que componen hoy en dia las redes de conocimientos libres

El diseño e implementación de una economía social del conocimiento común y abierto, debe ser el resultado del esfuerzo conjunto, participativo y colaborativo, de agentes sociales (comunitarios y ciudadanos), institucionales e investigadores (expertas y activistas que nutran al proceso con su experiencia) y debe reflejar los modos y valores de la sociedad del conocimiento que esperan construir.

Remixofagia latinoaméricana

Las tres R del cine de apropiación

Texto publicado en Embed.at

“Reduce tu consumo de cine comercial. Reutiliza tu cine casero. Recicla: el cine que has visto en tu vida te pertenece”. Las Tres R del Cine de Reapropiación, del colectivo Sapeurs MX, era un aperitivo para abrir la segunda edición de las Jornadas de Reapropiación celebradas este año en la Ciudad de México. Concepto: nada es original. Contenido: material audiovisual de menos de veinte minutos basados en materiales previamente creados. Consigna: “la reapropiación es el arte del pueblo”. El resultado fue un cóctel  de collage, recopilación, found footagedetournement o cine reciclado. Remezcla, recreación. ReApropiación.

Las tres R del Cine de Reapropiación abrieron un paisaje por el que desfilaron la Colección de Cielos de Natalia Becerra (imágenes de cielos de dieciséis películas), Jugando con un perro andaluz de PlayTime Audiovisuales o Auto-Glitch (Touch) de llich Castillo. Puñetazos visuales tiernos, ácidos, macarras. Cuchillos-remix que colocaban sobre la mesa audiovisual un lado no tan conocido de la América Latina. Paradójicamente,  la América Latina, sincrética por naturaleza, no suele presumir demasiado de remezclas.

¿Por qué se conoce tan poco la creación audiovisial latinoamericana basada en el remix? ¿Qué se recrea en la América mestiza que llenó de sensualismo rioplatense el bandoneón alemán? ¿El songoro cosongo cubano de ecos afros y aromas andaluces continúa teniendo vocación criolla en la era digital? ¿Dónde desembocó la antropofagia pregonada por el brasileño Oswald de Andrade en el Manifiesto Antropófago (1928) que refloreció en el tropicalismo sesentero de Helio Oticica, Glauber Rocha o Gilberto Gil? ¿En qué espejos creativos se refleja el “reduce, reutiliza, recicla”?

Remixofagia – Alegorias de uma revolução from Casa da Cultura Digital on Vimeo.

“Sólo la antropofagia nos une”. Frase-lápida. Semilla-pólvora. Pilar en el que se base la cultura y el imaginario del pueblo brasileño. Oswald de Andrade, su manifiesto antropófago, sus reflujos que coagularon en el tropicalismo, son el eje del vídeo Remixogafia, alegorias de uma revolução, de Casa de Cultura Digital de São Paulo. Mitos mestizos: los indios caetés devorando al obispo Sardinha en el interior de Pernambuco. Y Lula comparando la feijoada brasileña con el software libre. Remixofagia es la alegoría de un país. Y de un continente. Del país que de las melodías de las gaitas galaico portuguesas y frenéticos tambores africanos crea el ritmo forró. Del continente que afinó el castellano, el italiano, los vocablos africanos e indígenas, moldeando el lunfardo. Bacán, pucho, tamango. Remix. Del continente-isla que adereza la estetica de ROSTA de los carteles de la revolución rusa con mambo, barbudos y bebidas de nombre e icono dindígena. Hatuey, sonriendo dentro de su botella de cerveza.

Sin embargo Remixofagia tiene un aroma forzado: la remezcla suena a ficción. Y es que la remezcla de códigos está tan incrustado en el ADN de América Latina que cualquier remezcla que diga ser tal parece ser artificial. Porque en la América invertida, criolla y/o mestiza de Joaquín Torres que desafía el orden del mapamundi, lo sincrético es la regla. Maximón, ese santo bastardo guatemalteco, fuma puros muy a pesar de la iglesia católica. Don Ramón, entrañable personaje de El Chavo del Ocho, se convierte en un meme gráfico imparable a los veinticinco años de la muerte de Ramón Valdés. Reduce, reusa, recicla: Ramones. Y Batman, con una corona de plumas de indio koburo, vela por la seguridad de los manifestantes de las protestas de Brasil.  ¿Para qué reivincidar la remezcla si se vive dentro de ella?

Nacional Electronica – 100% por MeGustaTuMusica

El mexicano José de Vasconcelos, en su libro La raza cósmica (1925), acuñó el concepto de “quinta raza” para describir a los pueblos de América Latina.  La raza cósmica – más humana, más colaborativa – interpretaría, en América Latina, la melodía afinada del futuro. Gitanos del Macondo Colombiano. Turcos (en realidad inmigrantes sirio-libaneses que llegaban con pasaporte Otomano) de Montevideo o Río de Janeiro. Judíos sefardíes de la Amazonia. Sangres, flujos, remezclas. Ecos, sonidos.

Y tal vez sea la música, sí, el campo en el que el sincretismo / remix sea más evidente. Habaneras, guajiras, danzas criollas, guangancós, sambas, vallenatos… Los sincretismos sonoros está incrustrados en la raíz sonora latinoamericana. Quizá por ello las bocinas de los atascos y el ruido callejero sean una natural segunda piel de la música de Radio Zumbido en Los últimos días del AM.Quizá por eso, en las creaciones audiovisuales del duo electroacústico cubano Nacional Electrónica, el pasado (imagen) baila a ritmo de futuro (música electrónica). Y es que el cortapega salvaje es la base de estilos como el funk carioca, nacido en las favelas de Río de Janeiro.  El cortapega es la esencia del techno brega de Belém do Pará, en la Amazonia brasileña, otro fertil territorio de la remezcla. Este estilo, que aparece en el mítico documental Good copy, bad copy, esta basado en la apropiación. En ocasiones, las tres tres de la reapropiación también contaminan producciones caseras audiovisuales, en las que Michael Jackon baila ritmos amazónicos con reclusos de una prisión asiática. La reapropiación llega incluso con formato video juegos, como los del cubano Rodolfo Peraza, donde Lenin y los barbudos revolucionarios sucumben ante el espectador, que dispara a los con matacocos. Atari going tropical.

Desde Buenos Aires, tierra del lunfardo y la sincrética cumbia villera, llegan algunas remezclas visuales con peso sonoro. Ostrosvskyalvarez y Nicomix, que conforman el colectivo Actitud Peluche, investigan sobre collages y reapropiaciones visuales en creaciones como No me mires, Yes, week end o Passioni di Folli.

La explosión de las revueltas de Brasil ha supuesto una efervescente guerra de remixes audiovisuales. De hecho, dos de las etiquetas más fuertes de las protestas, el #VemPraRua y #OGiganteAcordou, nacieron en dos anuncios de publicidad. La remezcla-en-red hizo el resto. #VemPraRua, que significa ‘ven a la calle’, fue la canción del anuncio que Fiat lanzó para la Copa de las Confederaciones de la FIFA que se celebró en junio. Su ritmo pegadizo y sus frases contundentes (“Ven a la calle, porque la calle es la mayor tribuna en el Brasil”) transformaron el #VemPraRua en la banda sonora de las primeras manifestaciones. Fiat se fregaba las manos. Pero rápidamente el remix político entró en acción. Anonymous revolucionando el #VemPraRua. Usuarios creando versiones satíricas del anuncio, llenas de violencia policial, insurgencia y anticonsumismo. Y Fiat retirando el anuncio, con cierto desconcierto.

Más remezclas, que es la guerra. Todo vale. No hay reglas. Fagocita, tritura, recrea. Cualquier intento de controlar el mensaje es inútil. Cualquier imposición tendrá que esperar la versión corrregida de la inteligencia colectiva. El mismísimo Pelé grabó un vídeo para que los brasileños se “olvidaran de la confusión de las manifestaciones”. Y la remezcla casi inmediata Discurso corrigido de Pelé puso las cosas en su sitio: “Brasileños, vamos a apoyar todas estas manifestaciones, es nuestro país, vamos a silbar a la selección”. Pelé – un símbolo del neoliberalismo brasileño – también fue el protagonista de la remezcla Chuck Norris se revolta con Pelé, que concluye con una patada contundente contra el televisor que transmite el discurso edulcorado de Pelé. Incluso la mismísima Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, con un doblaje muy crítico, se convierte en la antihéroe nacional.

Pero si existe un rincón que es carne de remix, es rincón es una avenida: la cotideanidad. El día a día. Lo supuestamente anodino. Lo habitual-pasado-de-vueltas. La serie de remezclas uruguayas agrupadas en el canal Tiranos temblad TV es un gran caso de Cotidianidad Que Muta Con La Remezcla.  Tiranos temblad es una pieza de vídeo que apenas dura unos minutos donde Agustín Ferrando, un profesional del medio audiovisual de 32 años, empezó a mezclar los vídeos se suben a You Tube en los que de una manera u otra Uruguay. El canal Tiranos Temblad, que nació a finales del año 2012.

En Tiranos temblad cabe todo. Un perro que baila cumbia. Un encuentro de moteros.  Un popurri de músicos bizarros. Un vídeo político del pasado. Un programa extranjero que habla de Uruguay. Una boda. Músicos que tocan en un parque. Una manifestación. Todo sirve. La voz en off de Agustín Ferrando, siempre irónica, redondea una entrega audiovisual entrañable y ácida. Tiranos Temblad deja en evidencia el llamado formato broadcast, el modelo televisión donde un emisor llegar a múltiples receptores a través de un canal centralizado.

El Río de la Plata también dio al mundo una serie de virales basados en la remezcla de un un vídeo casero que ya acumula casi nueve millones de vistas: REACCIONES DE UN HOMBRE PACÍFICO: El Tano Pasman (andate a la puta que te re mil pario). Tras el meme, llega la remezcla. El reporteño Tano Pasman juega a Mario Bros. El Tano se pelea con Karlos Arguiñano. Baila techno, reconfigurando el espíritu lunfardo, la raza cósmica que comienza a bailar sobre el universo transmedia del remix.