Grecia se vuelca en la auto gestión

Ante las políticas de austeridad, los mecanismos de auto gestión se multiplican en la sociedad griega. Incluso asuntos con histórica participación pública, como la salud o el agua, están siendo repensados desde la sociedad civil y la gestión comunitaria. 

La economía cooperativa, las redes de solidaridad y las prácticas alrededor de los bienes comunes viven un momento dorado en el país helénico.

Existen incluso fábricas ocupadas, como Vio.me (Salónica), en las que los propios trabajadores han asumido los medios de producción, impidiendo el cierre de las mismas.

Bernardo Gutiérrez / Atenas

Publicado originalmente en eldiario.es (25/12/2014)

13.00 horas, Egnatia, periferia de Salónica, la segunda ciudad más importante de Grecia. Dimitris Koymatsiouli es el único guardián de la fábrica Vio.me. Su camiseta contiene un lema inequívoco: “la lucha es lo que hace dar vueltas al engranaje”. Dimitris sabe que la auto gestión de esta fábrica de productos de limpieza es un mito de muchos movimientos y pensadores del mundo. Desde la sala de controles, llena de emoción cada frase: “Naomi Klein estuvo aquí. Estamos en una lucha global. Lo que hagamos aquí sirve de ejemplo al mundo”. Eleni Dimitriadou, la socióloga que se ofrece de traductora, hace una breve introducción a Vio.me: “Los dueños quisieron cerrar la fábrica en el año 2011. Tenían beneficios, pero querían aprovechar la crisis para deshacerse de los trabajadores sin pagar despidos”.

Los trabajadores decidieron, según explica Dimitris, “mantener la planta en funcionamiento y sobrevivir”. El proceso fue arduo. Trabas judiciales. Amenazas. “Nos les interesábamos. Entonces, el 98% de los 45 trabajadores votó a favor de continuar con la producción de forma auto gestionada”, afirma un entusiasta Dimitris. Vio.me funciona de forma horizontal. Realizan varias asambleas a la semana, algunas abiertas a movimientos sociales y ciudadanos. Mientras muestra las naves de la fábrica, Dimitris enumera otras actividades que realizan, como performances o cine. También cita a intelectuales internacionales que les apoyan, como David Harvey o John Holloway. Al final de la charla, aparece Syriza, “la política”. Pero a Dimitris no le interesa demasiado. Vio.me es su prototipo y utopia. “Somos uno, estamos juntos, es la base de todo”, asegura en la despedida.

Sigue leyendo

Anuncios